Alito, Narro y AMLO

Narro y Alito tienen diferente relación con AMLO: el doctor padece la ley del hielo, el campechano goza de atenciones

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

En sus últimas conferencias, Andrés Manuel López Obrador ha bateado las preguntas que tienen que ver con candidaturas de su partido, Morena, o con cuestiones electorales por venir.

No se quiere meter -no, al menos, públicamente- ni en relación a Morena, ni con la vida interna de otros partidos. Pero…, no ha pasado desapercibido el trato que da el Presidente –unas veces bueno, otras mejor- hacia los distintos gobernadores y sus colores partidistas. Eso, los priistas lo tienen claro. Y están bien conscientes de las deferencias y de los apapachos de que han sido objeto (a diferencia de panistas y del de MC, Enrique Alfaro, aunque con el jalisciense acaba de hacer las paces la semana pasada) por parte del tabasqueño.

El caso es que sí es importante, y mucho, la relación de los partidos con el Presidente de la República. Por ello, como bien dice el leidísimo periodista Federico Arreola, fundador de SDPNoticias, antes de elegir al nuevo líder del priismo, deben preguntarse: ¿Quién de los que aspiran a dirigir al PRI se lleva mejor con López Obrador?.

De José Narro, recuerda que en un tiempo, AMLO y el doctor se llevaron bien, pero algo se rompió entre ellos cuando al ex rector de la UNAM comenzó a mencionársele entre los presidenciables del tricolor.

Efectivamente, algo no marcha bien entre AMLO y Narro. Y no parece ser algo superficial.

Más bien diríamos que López Obrador trae en la mira al ex secretario de Salud y está esperando el momento propicio para atacarlo y exhibirlo.

Ya desde antes de tomar posesión, cuando estaba cuadrando el presupuesto, AMLO soltó en un video que si el tema de la educación estaba mal en nuestro país, el de salud ¡está peor!. Habló de desatención completa, de mucha corrupción en la compra de medicamentos, de decenas de hospitales abandonados…

Estas acusaciones han vuelto a salir indistintamente en algunas mañaneras. Su gran momento está a la espera. Podría coincidir con los tiempos de la elección interna del PRI. Alejandro Alito Moreno, en cambio, pasó de ser un feroz crítico de AMLO a convertirse en el gobernador que se halla más a disposición para colaborar con él.

El campechano –ya anunció que contenderá por la dirigencia del PRI- rechaza las críticas de sus adversarios que lo tildan de entreguista y de barbero con el Presidente.

El gobernador defiende su acercamiento con AMLO con un hay respeto y colaboración, no colaboracionismo ni sumisión. Así las cosas, los dos principales competidores (hasta el momento) por la dirigencia del PRI aparecen en los extremos vis a vis del Presidente:

-Narro no cruza ni palabra con Andrés Manuel y con peligro de ser perseguido en algún momento.

-Alito ha sabido acomodarse con AMLO y se muestra no sólo dispuesto, sino encantado con el nuevo gobierno.

GEMAS: Obsequio del gobernador de Campeche, Alejandro Moreno: Una condición necesaria para retomar los cauces democráticos en el PRI es contar con autoridad moral y trayectoria al interior del priismo.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónTal cual

Tal cual