El idóneo

¿Qué será más importante para AMLO, la lealtad de un militar hacia él, o hacia el pueblo?

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

Desde hace días, Andrés Manuel López Obrador viene comentando que sigue dándole vueltas al tema de la sucesión en las secretarías de Defensa y de Marina.

Que está en busca de los militares idóneos para esos cargos.

Y subrayó la distinción del uniforme, precisando incluso cada caso: un general de división para la Sedena y un almirante en la Marina

O sea que, de entrada, el Presidente electo descartó el cambio radical que algunos temían: la imposición de un mando civil al frente de las secretarías.

La precisión venía al caso porque, ante la decisión de AMLO de desaparecer al Estado Mayor Presidencial, en las Fuerzas Armadas había –aún los hay- temor a cambios en sus áreas sin conocer a fondo sus implicaciones, o guiados por resentimientos históricos.

Y por esa actitud tan similar a los que llegaron junto con Vicente Fox en el 2000: la de sabelostodo, de salvadores de la patria, de desdén hacia los que están en funciones y de superioridad de moral frente a los demás.

Muchos años llevan los militares observando –y compartiendo incluso- el manejo del poder y las señales de las transiciones, como para no advertir señales inquietantes en el horizonte. Cierto que la lealtad es la piedra en la que se cimenta su relación con el poder civil y con el presidente. Pero eso no impide que observen, piensen, analicen y tengan sus propias opiniones. A decir de Andrés Manuel, una de las características más importantes que deberán tener los mandos de las Fuerzas Armadas es precisamente la lealtad. Pero agregó algo significativo: Lealtad al pueblo, ante todo. ¿Quiso el de Macuspana hacer ver que es más importante la lealtad hacia el pueblo que hacia él mismo como presidente de la República y jefe de las Fuerzas Armadas? La precisión es importante a la hora de acatar órdenes. Si los mandos consideran que una orden de López Obrador, ya como presidente constitucional, atenta contra el pueblo, ¿la van a seguir sin más? Otra de las características que AMLO apuntó para decidir los nombramientos en cuestión fue el respeto a los derechos humanos. Esta condición saca de la jugada a algunos de los aspirantes, sin duda. Pero el recado ahí quedó, abierto y público para quien corresponda.

Tales serán, en principio, los atributos del idóneo.

Hoy, en la Sedena, el Presidente electo se sentará a hablar con el general secretario, Salvador Cienfuegos. Lleva ya su carta abierta. Pero el diálogo irá más a profundidad:

El papel que habrán de desempeñar las Fuerzas Armadas, cuando cuentan con un presidente que busca llevar a cabo la Cuarta Transformación del país.

 

GEMAS: Obsequio de Mauricio Farah, especialista en Derechos Humanos: Si con su ansiedad se equivocaron (los miles de migrantes centroamericanos que entraron por la fuerza a nuestro país desde la frontera con Guatemala), antes se equivocó el gobierno mexicano al colocar allí a la Policía Federal, que no es un rostro de comprensión ni de recibimiento fraterno.

 

 

[email protected]

@MARTHAANAYA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónEl activista

El activista