El Ejército se abre camino (I)

El ejército toma nuevas posiciones. De 10 años para acá, su papel en la política y en la administración se ha incrementado

Martha_Anaya_
Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

De unos años para acá –particularmente los últimos 10, el ejército ha tomado mayor presencia y ha ido haciendo público el porqué de su apoyo político al mandatario en turno. En un principio, los secretarios de la Defensa y de la Marina, apenas mencionaban algunas frases de corte político en sus discursos, más allá del obligadísimo tema de la lealtad a su comandante en jefe.

Rara vez se les veía acompañar al Presidente de la República en sus giras y mucho menos ocupar y ser mencionados y distinguidos con un lugar en los presídium.

Fue en el sexenio del panista Felipe Calderón (2006-2012), con la declaración de guerra contra el narcotráfico, que vimos a soldados y marinos tomar posiciones en el ámbito político que en las últimas décadas ni soñaban (acaso una diputación o una senaduría, porque los tiempos de una gubernatura ya también habían quedado atrás).

Con el priista Enrique Peña (2012-2018), las Fuerzas Armadas no sólo ocuparon más espacio político y mayor presupuesto, sino que el general secretario, Salvador Cienfuegos, llegó al punto de hacer reclamos abiertos al gobierno en general y a otros miembros del gabinete.

Recordemos tan sólo aquella conferencia de prensa en que recriminó la indolencia –tanto del gobierno de Calderón como del de Peña– por no darles el marco legal que requerían para sus labores de seguridad interior. Si quieren que estemos en los cuarteles, adelante. Yo sería el primero en levantar, no una, sino las dos manos, para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales…, soltaría un enojado Cienfuegos ante los periodistas.

Ahora, con Andrés Manuel López Obrador (Morena), el ejército vive sus mejores tiempos en décadas. Para este año le aumentaron el presupuesto más de 15% respecto a 2018 y recibirá alrededor de 93 mil millones de pesos.

Estarán al frente de la Guardia Civil y de toda la seguridad interior, si se aprueba en el Congreso la Ley que desea AMLO. Serán también los de verde olivo los encargados de fraccionar y construir departamentos de lujo en 30 de las 150 hectáreas que poseen en Santa Fe –los recursos serán para financiar 80 cuarteles para la Guardia Nacional.

Y construirán, como sabemos, la nueva terminal aérea de Santa Lucía. Según mencionó el Presidente en la ceremonia del 104 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, la Sedena tendrá el control administrativo del aeropuerto y los recursos que se generen por la renta de las instalaciones.

(Por cierto que López Obrador mencionó que en noviembre rebautizarán al nuevo aeropuerto de Santa Lucía con el nombre del general Felipe Ángeles). Así, el general Luis Cresencio Sandoval se ha convertido en uno de los más poderosos secretarios de la Defensa de la era civilista posrevolucionaria. Mañana hablaremos de su visión.

 

GEMAS: Obsequio del EPR: El objetivo central del ejército durante los gobiernos neoliberales fue el de desarrollar acción contrainsurgente, en esa lógica todo cuanto hacían era para cerrar paso con la violencia de Estado al cambio social por la vía revolucionaria.

 

[email protected]

@marthaanaya

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La mirada de Santiago Nieto