¿Alguien lo dudaba?

El Presidente tuvo en su escritorio, antes de que se hiciera pública, la carta con la que Germán Martínez renunció al IMSS

Manuel_López_San_Martín
Manuel López San Martín / Definiciones / Heraldo de México

No le gustó el contenido. No le gustó el tono. Mucho menos le agradó que Martínez, con menos de seis meses en el cargo, y a quien regaló una senaduría plurinominal, renunciara a su equipo.

Andrés Manuel López Obrador había dicho a sus cercanos que no haría cambios en su gabinete en los primeros seis meses y el titular del IMSS rompía sus planes. Pero, además, le generaba ruido afuera en un asunto donde, no es secreto, hay ruido interno: el manejo político-económico de la administración desde Hacienda, que tiene molestos a varios secretarios. El Presidente tomó como una afrenta la misiva.

Afortunadamente hay muy buenos servidores públicos en el equipo y vamos a sustituirlo, dijo. Sabía que tenía diferencias con Hacienda y yo creo que se tiene que actuar con libertad. Nada con la fuerza. No comparto su punto de vista, respondió ayer.

***

¿Alguien cree que la política hacendaria la delinea Urzúa? El secretario de Hacienda es el presidente. Urzúa está a cargo de las tijeras, pero no se manda solo. Ejecuta las decisiones de López Obrador. En el primer círculo del Presidente no sorprendió que Martínez se fuera. AMLO no lo ve como de los suyos. Es ajeno al equipo que lo acompaña, y un extraño para Morena. Lo curioso es que el primer choque de su gabinete llegara de alguien a quien se llevó cargando al Congreso, que no hizo campaña y no aportó votos. Más curioso aún, que renunciará tachando de neoliberales las políticas del gobierno en el que trabajaba.

Algunos funcionarios de Hacienda tienen injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social, escribió.

Ese control de gastos tiene consecuencias fatales (…) pasillos de espera llenos de personas adoloridas y maltrato o retraso en la atención de pacientes, apuntó. Ya entrado en reclamos, señaló que el 2 de mayo hizo una cita para entrevistarse con funcionarios de Hacienda, pero le fue cancelada de última hora y sin explicación.

La crisis de la institución por mal servicio, pésima infraestructura, desabasto de medicamentos, no es nueva.

***

AMLO decidió que la Oficialía Mayor de Hacienda centralizara todas las compras de su gobierno. La instrucción dio enorme poder a Raquel Buenrostro, quien maneja un presupuesto para compras de un billón de pesos al año.

Hace semanas, en entrevista con La Jornada, Buenrostro explicaba las razones de la decisión. Todavía hoy las delegaciones del IMSS tienen cierta autonomía de compras. Entonces, mientras en oficinas centrales compramos un medicamento en 40 pesos, en una delegación del IMSS lo compran en 2 mil 200 pesos. Buenrostro cerró la llave porque se lo ordenó el Presidente.

Martínez tiene razón: hay injerencia de Hacienda en el IMSS. Pero la mano que mueve la de Urzúa, es del presidente. Hay injerencia de AMLO en el IMSS, como la hay en el resto de la administración pública. ¿Alguien lo dudaba?

[email protected]

@MLOPEZSANMARTIN

¿Te gustó este contenido?