El símbolo de la negligencia

En primera instancia, un subsecretario y un director de la SCT serán los funcionarios de más alto nivel sancionados por el socavón


Gerardo Ruiz Esparza dijo con todas sus letras que no renunciará a la SCT y anunció que habrá sanciones por el socavón del Paso Exprés.

No ofreció nombres ni cargos porque las investigaciones siguen en curso; sin embargo, en su comparecencia de ayer dio a entender que él ya la libró.

En parte le asiste la razón, porque tuvimos acceso a un avance de las investigaciones y en las primeras conclusiones no se contempla alguna sanción en su contra. Eso sí, fincarán responsabilidades administrativas contra un subsecretario y un director general.

Los detalles se conocerán en breve, pero el castigo que viene es producto de un incumplimiento en tareas de supervisión sobre personal a su cargo, cuyo trabajo era vigilar que la obra cumpliera con la norma.

Por otro lado, existen indicios de que el proyecto original fue modificado sin notificación ni las autorizaciones correspondientes, lo que también podría derivar en sanciones para otros servidores públicos.

Estos hallazgos surgen de las investigaciones que han hecho la Secretaría de la Función Pública y la Auditoria Superior de la Federación antes y después del socavón.

No se sabe cuándo se conocerán los resultados. Lo real es que todas las instancias involucradas tienen la orden de esclarecer el caso, fincar responsabilidades y eliminar cualquier sospecha de que se encubre a funcionarios o empresas.

Para tal efecto, el trabajo de investigación se dividió en varias etapas que incluyen, a su vez, diversas líneas de investigación.

En la primera de ellas buscan demostrar que hubo negligencia de los responsables del mantenimiento de la carretera, porque existieron avisos de fallas en el drenaje y nadie respondió. Esta parte se encuentra en el periodo de desahogo de pruebas sin que todavía exista una conclusión.

En el segundo escenario, se busca demostrar si hubo o no negligencia en la supervisión y es aquí donde existen indicios de que no se cumplieron los protocolos, falla que apunta a un subsecretario y a un director de la SCT.

En otro escenario, la Auditoría Superior, que dirige Juan Manuel Portal, inició 10 Procedimientos de Responsabilidades Administrativas (PRAS) pero sólo dos de ellas dieron paso a una investigación que está en curso.

En el primero de los PRAS se detectó un pago por obra no ejecutada y, en el segundo, se descubrió que el proyecto original fue modificado. Ambos aspectos también son investigados.

Hasta lo que pudimos conocer, existe una cuarta gran línea y tiene que ver con una auditoría sobre la adjudicación del contrato de la obra. Esta revisión no surgió del accidente, fue producto de un ejercicio aleatorio previo y falta conocer el resultado.

En conclusión, todavía falta mucho por escribirse sobre el socavón porque, independientemente de lo que diga el titular de la SCT, esta obra se ha convertido en el ícono de la negligencia de la red carretera.

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: La negligencia de los deberes menudos sirve de aprendizaje para las faltas grandes.

Columna anterior: La estrategia

¿Te gustó este contenido?