Alerta en SHCP por gasolineras que venden la ordeña

El titular de Hacienda advierte que la distribución de combustible robado, por canales legales, es un problema grave.

Netlog

José Antonio Meade acepta que uno de los grandes impactos contra el patrimonio nacional es el robo de combustibles. Se muestra muy preocupado cuando tocamos el tema, pues dice que además de la ordeña, está el tema de los canales de venta de gasolina robada.

Fíjate que llevamos tiempo trabajando en un grupo orientado específicamente a ver el tema de robo de combustibles, la PGR, la Secretaría de Hacienda, en sus diferentes expresiones, la Profeco, las instancias de seguridad nacional, desde finales del año pasado y todo este, reconociendo que no hay una sola estrategia que nos permita ser exitosos frente al robo de combustibles, y que tenemos que desplegar acciones de distinto tipo. Y se están haciendo todas esas acciones.

Nos cuenta que han revisado experiencias internacionales para tomar lo mejor de cada nación para solucionar éste problema. Han encontrado muy buenos modelos en Colombia. Aprendiendo de esa experiencia, lo que estamos haciendo es desplegar una estrategia, de la que ya ustedes podrán dar cuenta. Hemos hecho dos operativos a más o menos 15 gasolineras que detectamos en este grupo de trabajo que podrían estar vendiendo gasolina robada, y en ese proceso se utilizó tanto al SAT como a Unidad de Inteligencia Financiera, la Profeco, Pemex en la revisión de sus contratos, la Procuraduría General de la República.

Meade asegura que Pemex, de José Antonio González Anaya, está trabajando para ponerle marcadores a las gasolinas. También dice que están introduciendo objetos geométricos que bloquean los ductos cuando son perforados para robar, técnicas de los colombianos. Esta estrategia articulada, con Pemex al centro y la participación nuestra plena, estará empezando a dar resultados, asegura Meade. Pero lo interrumpimos. ¿Cuándo dará resultados? Todo lo que escuchamos, año tras año, es que el robo crece, incluso los homicidios relacionados con este ilícito. Las pérdidas económicas, las muertes y la contaminación ambiental sigue creciendo alrededor de las mafias que se roban el combustible.

La verdad es que este esfuerzo lleva por lo menos tres meses, me dice el secretario. Hay una coordinación bastante integral, nos sentamos a revisar la estrategia todos los lunes. Nos coordinamos con los estados en donde el reto es mayor. El último operativo lo hicimos en coordinación con el estado de Puebla, en donde tenemos circunstancias particulares, es donde están los ductos que más se pican. Y en esta coordinación lo que estamos haciendo es preocuparnos no solamente por la ordeña, sino por los canales de distribución del producto orde- ñado. Estamos sí buscando con todos estos mecanismos blindarnos de la ordeña, pero estamos buscando también atacar a la demanda. También quieren atrapar a los que compran el producto robado para venderlo por los canales tradicionales. Esperamos que nos dé resultado pronto, nos dice. Hoy es un problema grave.

¿Te gustó este contenido?