Alejandro Gertz, el fiscal general

El Senado vota hoy su designación y Bernardo Bátiz se va como embajador a Roma, Italia

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Por fin, este viernes, el Senado de la República elegirá al fiscal general, y la designación recaerá en el actual encargado de despacho de la PGR, Alejandro Gertz Manero

Ayer, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, confirmó los nombres de la terna enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara alta.

Los finalistas fueron Gertz, Bernardo Bátiz, ex procurador de la CDMX, y la oaxaqueña Eva Verónica de Gyves, con experiencia en temas judiciales.

Los tres comparecieron por la tarde-noche ante los integrantes de la Comisión de Justicia, aunque en realidad sólo fue para cumplir con el trámite.

Desde el Senado me comentaron que, durante todo el periodo del gobierno de transición, incluso desde antes, el favorito del presidente Andrés Manuel fue Bátiz y, en segundo lugar, Alejandro Gertz.

Sin embargo, el trabajo del actual encargado de la PGR le hizo ganar terreno, dejando a la zaga al ex abogado de la capital del país y, por consecuencia, a De Gyves.

Por eso es que hoy Gertz Manero rinde protesta en el mismo cargo, pero ahora con el título de fiscal general.

No fue fácil para él dar resultados en tan poco tiempo, pero las cosas se le fueron acomodando, sobre todo en la crisis derivada de la declaración de guerra contra los huachicoleros.

En poco tiempo, la PGR judicializó el caso de tres altos funcionarios de Pemex que estaban a cargo del manejo de ductos, y logró documentar otros 100. También abrió mil 700 carpetas de investigación por robo de combustible, además de que, hasta ese momento, habían asegurado 4.5 millones de barriles.

Todo se acomodó para que llegue a convertirse, de manera definitiva, en el abogado de la Nación.

Desde la época de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de Gobierno de la CDMX, se mantuvo muy cerca de dirigentes políticos de izquierda, entre ellos el propio López Obrador, a quien acompañó y asesoró en materia de seguridad durante toda la campaña presidencial. No sólo eso, a él se le atribuye la autoría intelectual de la tan polémica idea de crear una Guardia Nacional, para que los elementos de las Fuerzas Armadas regresaran a sus funciones originales.

Eso le valió para que dentro y fuera de la Policía Federal también lo vieran como uno de sus principales detractores y promotores de su desaparición y, si fue o no cierto, ya es un hecho que esa corporación desaparece.

Por lo que hace al maestro Bernardo Bátiz, nos dicen que acudió al Senado porque era un compromiso con el Presidente de la República, pero ya sabía que sus posibilidades eran nulas.

El ofrecimiento que le hicieron a cambio fue enviarlo a la embajada de México en Roma. Y aceptó.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Un experto es un hombre que ha dejado de pensar y lo único que tiene es sabiduría y conocimiento.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó