Alejandro Armenta: La consolidación de la 4T

El Congreso de la Unión y su altísima productividad sin paragón son un ejemplo de la radical transformación que ha traído la 4T al país

ALEJANDRO ARMENTA  / Morena
ALEJANDRO ARMENTA / Morena

Este 2019, que en lo fiscal se planificó con un paquete económico responsable y justo, en el que se privilegia la atención a quienes han sido históricamente olvidados, será el año del firme y consolidado desarrollo de la Cuarta Transformación (4T).

Esta nueva visión para México, que encabeza el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha encontrado críticas superficiales de quienes ven la inevitable desaparición de sus negocios y privilegios, o de aquellos que, en realidad sin dolo ni intereses aviesos, han caído en la desinformación. Sin embargo, en la contundente mayoría de los mexicanos hay la certeza de que el camino es el correcto.

Así quedará claro y se percibirá desde las primeras semanas de este año que comienza, lo mismo en lo social que en lo económico y lo político. La transformación ha comenzado a percibirse, incluso desde antes de la toma de posesión de López Obrador, y su efecto será contundente en las siguientes semanas y días.

Con un Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que por fin mira a los que menos tienen y acaba con los privilegios; que honra el compromiso de que, por el bien de todos, primero los pobres.

Con un nuevo modelo que acaba con el perverso sistema de intermediarios para la obtención de apoyos para el combate a la pobreza, obras prioritarias y el campo, por poner tres ejemplos, se hace más eficiente y ágil el desarrollo del país y la atención a los ciudadanos.

Con el fin al dispendio y el verdadero combate a la corrupción, se destinan los recursos a lo verdaderamente necesario. Con un sistema de apoyo a los adultos mayores, personas con discapacidad y jóvenes, se alcanza el anhelo histórico de verdadera justicia social. Hay escépticos genuinos sobre la 4T, pero conforme pasen los días, serán los menos. Habrá también permanentemente ataques sincronizados de voces estridentes que, ante la nueva realidad de transformación profunda, irán convenciéndose y adaptándose.

La 4T encontrará su punto de impulso definitivo en este 2019. La productividad del Senado. El Congreso de la Unión y su altísima productividad sin paragón son un ejemplo de la radical transformación que ha traído la 4T al país.

Nuestro coordinador en el Grupo Parlamentario del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la cámara Alta, el senador Ricardo Monreal Ávila, calificó este primer periodo ordinario de sesiones de la LXIV Legislatura como fértil, productivo y serio, en el que prevalecieron el consenso y el respeto.

En el recuento, cabe destacar que no hubo una sola toma de tribuna y se aprobaron reformas constitucionales, leyes reglamentarias, además de ratificaciones y nombramientos, siempre privilegiando los acuerdos entre las fuerzas legislativas.

Fueron aprobados 36 asuntos, la mayoría por unanimidad: tres reformas constitucionales, tres leyes de nueva creación, 25 modificaciones a diversos ordenamientos vigentes y cinco decretos.

En el próximo periodo extraordinario de sesiones, que se tiene previsto realizar en la segunda quincena de enero, se espera abordar los temas del titular de la Fiscalía General República; las modificaciones al Código Penal Federal en materia de flagrancia; la Ley de Confianza Ciudadana; reformas al Reglamento del Senado y a la Ley Orgánica del Congreso, para la ampliación de comisiones.

También desde el Senado, este 2019, que no haya duda, se consolidará la 4T.

 

Senador por Morena

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Opinión¿Se va o se queda?

¿Se va o se queda?