Alejandra Martínez: Maduro pende de las Fuerzas Armadas

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, ha ofrecido amnistía a los soldados que abandonen a Maduro

Alejandra Martínez / Coeditora Orbe
Alejandra Martínez / Coeditora Orbe / EL HERALDO DE MÉXICO

El delicado hilo del que cuelga el frágil régimen de Nicolás Maduro se sostiene en las Fuerzas Armadas, que han reiterado su apoyo al chavista, a pesar de que el mundo aumenta la presión y no lo reconoce como presidente legítimo.

La autoproclamación de Juan Guaidó, líder del Parlamento, como presidente interino de Venezuela el pasado miércoles, y el amplio respaldo de la comunidad internacional dieron a la oposición un segundo aire para sacar a Maduro del poder.

Pero la cúpula de las Fuerzas Armadas anunció su apoyo a Maduro; el ministro de la Defensa, el general en jefe Vladimir Padrino, denunció un intento de golpe de Estado.

A él se unieron otros altos jefes militares de Regiones de Defensa Integral que ratificaron su lealtad al chavismo.

No es sorpresa su posicionamiento, dado el antecedente ocurrido esta misma semana: el lunes, 27 soldados fueron detenidos acusados de sublevación.

Según el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, la insurrección fue dirigida por el sargento Alexander Bandres Figueroa.

En un video, un militar que se identificó sólo como Bandres Figueroa, había pedido desconocer a Maduro: Pueblo salgan, ustedes querían que la Fuerza Armada prendiéramos la mecha, aquí la estamos prendiendo, dijo. De acuerdo con un informe de Amnistía Internacional, la cacería desatada por Maduro contra sus opositores desde 2017 ahora se ha centrado en los militares, cuyas familias han sido víctimas de torturas.

Actualmente, las Fuerzas Armadas de Venezuela tienen 365 mil efectivos, a ellos se suman 1.6 millones de milicianos civiles, en su mayoría adultos mayores, comprometidos por ser beneficiarios de programas sociales, a través del llamado Carnet de la Patria.

Según registros de la organización Control Ciudadano, 180 soldados fueron detenidos en 2018, culpados de conspirar contra el régimen chavista, y estiman que desde 2015 unos 10 mil efectivos se han dado de baja voluntariamente.

A ello se agrega que durante 2018, cuatro mil 309 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana desertaron.

Guaidó ha ofrecido amnistía a los soldados que abandonen a Maduro, y mañana presentará una ley para ello. No les pide un golpe de Estado, pero sí deserciones abandono en la base de apoyo del gobierno.

Para el líder opositor, Julio Borges, el apoyo de la cúpula militar no es sinónimo del respaldo de los soldados. El reconocer al usurpador no refleja lo que ocurre adentro… 90% de los que están ahí lo hacen obligados y ya varios nos han contactado. Vamos bien, ha dicho.

Por lo pronto, el equipo de Guaidó busca formas de financiarse, EU y el FMI pueden hacerlo.

El desconocimiento de los soldados a Maduro facilitaría el proceso de transición hacia un nuevo proceso electoral.

Dentro del chavismo se habla ya de una pugna entre Maduro y el número dos de este movimiento, Diosdado Cabello, quien podría convertirse en su Judas.

La mecha está encendida, y Maduro acorralado…

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas