Alcaldes de morena: ¿Y la transformación?

Ha sido una verdadera muestra de gatopardismo: que todo cambie, para que todo siga igual

Hugo Corzo / Cruz y grama / Heraldo de México
Hugo Corzo / Cruz y grama / Heraldo de México

Ante el furor de informar (por primera o tercera vez) sobre los avances de los nuevos gobiernos, se dice que: a nueve meses de iniciado el trienio de los nuevos ayuntamientos, poco se ha notado de la Cuarta Transformación en los principales municipios que ganó Morena en el Estado de México.

La sorpresa es que no hay sorpresa. Luego de la elección que los llevó a ocupar 56 de los 125 municipios de la entidad, muchas cosas no han cambiado. En otras palabras, ha sido una verdadera demostración del gatopardismo que describió Di Lampedusa: que todo cambie, para que todo siga igual. Y así fue.

Cambió la correlación de fuerzas en el Congreso. La mayoría no es ya priista, sino de Morena. Cambió el partido que gobierna a la mayoría de la población: la alianza Juntos Haremos Historia gobierna territorios como Ecatepec, Toluca, Tlalnepantla y Metepec. Cambió todo, pero todo siguió igual.

TLALNEPANTLA

En este municipio, donde se presumía el cambio de la 4T con la llegada de Raciel Pérez, las prácticas de trámites sospechosos, por parte de funcionarios con conflicto de interés, han ocurrido.

Es el caso de San Juan Ixhuatepec, donde el municipio destinará 27.5 millones de pesos para subsidiar el trámite de título de propiedad a 5 mil predios. El conflicto estriba en que representantes ejidales trabajan en el ayuntamiento, entre éstos, Arturo Rivas, subsecretario del ayuntamiento y suplente del alcalde.

También ha sido cuestionada la urgencia con que la alcaldía quiere desincorporar para su venta dos predios para pagar una deuda no urgente: el Centro de Convenciones y el antiguo tiradero municipal.

Una regidora sin partido, Liz Nava, ha pedido al Congreso local revertir estas desincorporaciones, por la incongruencia que significaría deshacerse de estos predios para pagar deuda de largo plazo, cuando ésta no significa ni 8 por ciento de los ingresos. Lo que propone es que se haga por buscar la felicidad del pueblo, no la bonanza de la Hacienda local.

TOLUCA
En este ayuntamiento morenista, que ya fue liderado por el actual alcalde cuando vestía los colores del panismo, destacan los contrastes entre la filosofía de la 4T y la praxis de gobierno.

Juan Rodolfo Sánchez ha dado cátedra de ser la antítesis del servidor público de Morena: ha adjudicado contratos directa y discrecionalmente para colocar espectaculares que abonen a mejorar la imagen del municipio, aunque no sea gasto prioritario; está buscando que el Congreso le apruebe concesionar el cambio de luminarias, con un contrato multianual –de 15 años– por la friolera cantidad de 3 mil 700 millones de pesos, y tiene señalamientos por casos de nepotismo.

Ambos casos no retratan la imagen de austeridad que exige el presidente Andrés Manuel López Obrador. La opacidad, conflicto de intereses y frivolidad no empatan con el morenista modelo. Y esos son sólo un par de casos. Falta revisar Ecatepec, Metepec, Atizapán, la mayoría en el Congreso local…

POR HUGO CORZO
[email protected]
@HUGO_CORZO


lctl

¿Te gustó este contenido?