Agustín Barrios Gómez: Estereotipos mexicanos equivocados

Los problemas de México tienen que ver con la falta de consolidación del Estado, con incentivos perversos y con los enemigos de la sociedad, a menudo a rienda suelta. Nada más

Agustín Barrios Gómez: Estereotipos mexicanos equivocados

EL NORTEAMERICANISTA

 

Samuel Huntington, profesor racista de Harvard, especializado en filosofía política, predijo prácticamente todo lo que está pasando el día de hoy. Incluso, en su libro American Politics: The Promise of Disharmony (Política americana: la promesa de la disonancia), escrito hace 37 años, vaticina que EU entraría en una época de inestabilidad nacionalista y xenófoba en la segunda y tercera década del siglo XXI

Resultó ser a partir del 8 de noviembre de 2016.

Huntington identificaba a los mexicanos como una amenaza para su país. 

Hablaba de que la grandeza de Estados Unidos (con esas palabras) radicaba en su cultura (raza) anglosajona y protestante. Mencionaba su ética de trabajo, que no tienen los mexicanos porque sufrimos de la cultura del mañana (es decir, los mexicanos son flojos). Huntington usa estos estereotipos para justificar su afirmación de la superioridad de su país respecto del país de  origen de esta nueva ola de migrantes que estaban, según él, reconquistando los territorios perdidos en la guerra de 1846-48.

La realidad es que, de los 34 países que conforman la OCDE (incluyendo EU), los mexicanos somos los más trabajadores. El que escribe tiene negocios en ambos países y no me queda duda que los de este lado de la frontera tienen mucho mayor disponibilidad y mucho más sentido de urgencia (se ponen las pilas) que los trabajadores del otro lado. Sospecho que eso, más que los sueldos, es la razón por la cual son los preferidos de los patrones americanos. Contrario a los que quisieran esconder su racismo detrás de terminología cultural, resulta que aprenden inglés y sí se logran asimilar a la cultura americana. 

De hecho, los inmigrantes mexicanos son de los que más contraen matrimonio fuera de su grupo étnico. A partir de la segunda generación hablan puro inglés (deberían de hablar los dos, pero bueno).

Otro estereotipo nacido del racismo es la idea de que los inmigrantes mexicanos son criminales

Tan fuerte es esta idea, que se podría argumentar que el actual residente de la Casa Blanca llegó a donde está gracias a esta mentira. 

La realidad es que los inmigrantes mexicanos en EU, documentados e indocumentados, son menos propensos a la criminalidad que los americanos de nacimiento. Los criminales son ellos.

Desafortunadamente, no nada más son los enemigos de México los que propician estos estereotipos. También nosotros, al usar frases descalificadoras como a la mexicana, también alimentamos esas estupideces. No hay nada más desagradable que escuchar a un mexicano que le debe todo a nuestro país, al mudarse a Estados Unidos, usar los estereotipos para justificarse. Dejemos a un lado las mentiras que tanto daño nos hacen. 

Los problemas de México tienen que ver con la falta de la consolidación del Estado, con incentivos perversos, y con que los enemigos de la sociedad a menudo tienen rienda suelta. Nada más.

 

Agustín Barrios Gómez*

*Presidente de la Fundación Imagen de México

y conductor de ADN40 News

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano