¿Adiós al nuevo Acuerdo Global con Europa?

Inquietan los cambios en la política energética y la falta de interés por las energías renovables

Beata Wojna / Heraldo de México
Beata Wojna / Heraldo de México

A finales de abril del año pasado, México y la Unión Europea (UE) alcanzaron un acuerdo en principio para modernizar el Acuerdo Global que les une desde el año 2000. En aquel entonces se esperaba que el nuevo tratado se firmara a principios de 2019. Desafortunadamente, no se alcanzó esta meta. Peor aún, las perspectivas de la ratificación y de la entrada en vigor de este acuerdo, también en su parte económica, se están alejando, quizás incluso más allá de 2020. Hay varias razones que lo explican.

Por una parte, el cambio del gobierno en México ha provocado un retraso en la finalización de las negociaciones técnicas. Como consecuencia, aún no se ha cerrado formalmente esta fase, a pesar de que los representantes de la Secretaría de Economía han expresado su interés por continuar el proceso sin cuestionar lo negociado por el gobierno anterior. Pero todavía quedan por precisarse numerosos detalles para dar por terminadas las negociaciones.

Por otra parte, los primeros meses del gobierno mexicano evidenciaron las diferencias entre los objetivos que persiguen las dos partes. A los europeos les preocupa la ligereza con la que se tratan ahora las licitaciones públicas. Recordemos que las empresas mexicanas y europeas ya pueden participar en las licitaciones mutuas a nivel federal. Sin embargo, el acuerdo modernizado ampliaría esta posibilidad a las licitaciones regionales. Asimismo, inquietan los cambios en la política energética y la falta de interés por las energías renovables, como lo ha demostrado recientemente la fulminante cancelación por la Secretaría de Energía de la cumbre de la Alianza Energética México–Alemania sobre la energía solar.

Finalmente, no podemos olvidarnos que los países europeos van a iniciar este año un nuevo ciclo político. El 1 de julio empezará a funcionar el nuevo Parlamento europeo y poco después se renovarán los cuadros más altos de las demás instituciones europeas.

En este contexto, algunos altos funcionarios europeos han manifestado que el ascenso de los partidos de extrema derecha, sensibles con el tema migratorio, podría dificultar el proceso de la ratificación del acuerdo con México en el Parlamento europeo. Se trata pues, de un documento que incluye las disposiciones avanzadas sobre el movimiento de personas con fines comerciales y abre la posibilidad del reconocimiento mutuo de diplomas y títulos profesionales.

En los últimos meses se perdió el impulso político para alcanzar una modernización rápida del Acuerdo Global.

Es una pena, no tanto por las grandes empresas que han sabido encontrar los caminos para hacer negocios entre México y Europa, sino por las pymes, que podrían beneficiarse con la simplificación de los procedimientos aduanales y de los trámites burocráticos, así como por el fortalecimiento de los mecanismos de asesoría y la apertura de nuevos sectores, como el agrícola. Desafortunadamente, ahora a las pequeñas y medianas empresas no les queda más que esperar. Así que deberán tener mucha paciencia.

 

Profesora de Relaciones Internacionales Tec de Monterrey

@beatawojna

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo