Adiós a los billetes de 500 y 1,000 pesos

El gobierno ya está sopesando abrazar esta idea que circula en la cabeza de varios banqueros

Carlos_Mota
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Una idea colosalmente vanguardista empieza a circular entre los banqueros: la paulatina desmonetización de los billetes de alta denominación: los de mil, los de 500 y quizá hasta los de 200 pesos.

¿Qué significaría ello? Que dejarían de tener valor de un día para otro. Se convertirían en un papel impreso sin valor alguno, como si fueran panchodólares de la kermés del colegio.

La desmonetización de los billetes de alta denominación en México tendría dos efectos inmediatos: (1) eliminaría de tajo el mecanismo de intercambio financiero del crimen organizado y de las transacciones bañadas de corrupción; y (2) insertaría en la formalidad a millones de mexicanos que se resisten a entrar al sistema bancario a pesar de que podrían hacerlo —y ese paso los haría pagar impuestos que quizá nunca han pagado; sus transacciones quedarían transparentes frente al Servicio de Administración Tributaria—.

El antecedente más notorio de una desmonetización reciente ocurrió en India. El 8 de noviembre de 2016, de la noche a la mañana, el Primer Ministro hizo un anuncio espectacular: los billetes de rupias de alta denominación dejarían de tener valor. Todos los habitantes que quisieran conservar el valor del dinero que tenían en efectivo deberían ir a un banco a depositarlo en una cuenta (o, en su caso, a cambiarlo por billetes de pequeña denominación, lo cual haría inoperantes las transacciones ilegales y corruptas, tan comunes ahí).

Tras el anuncio, en cuestión de minutos, millones de personas hicieron larguísimas filas afuera de los bancos para que su dinero no perdiera valor.

Las estadísticas indicaban que en ese momento 90 por ciento de las transacciones financieras se llevaban a cabo en efectivo.

Si tomamos a la letra lo que ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en días recientes, no resultaría descabellado que su gobierno ya esté sopesando abrazar esta idea que circula en la cabeza de varios banqueros.

Las señales del gobierno son varias: (1) el reparto de subvenciones a personas mayores y jóvenes se está haciendo vía transferencias y tarjetas, eliminando el efectivo; (2) el estándar digital CoDi está por iniciar pruebas piloto estos días y se hará masivo y obligatorio en septiembre, facilitando todo tipo de transacciones electrónicas; y (3) todos los bancos que operan en el país se han dicho estar listos para la transición hacia la digitalización.

¿Qué se podría esperar? Por lo que he escuchado, solo el anuncio, en los siguientes meses. ¡Uff, qué gran cambio sería!

SMARTMX.CO

Ya viene Smartmx.co, evento de Susana Duque y Enrique Rubio, que sustituirá a la Semana del Emprendedor. Habrá clusters temáticos sobre financiamiento, entretenimiento, gaming y herramientas para empresas.

Es para innovadores. Se esperan conferencistas tipo Ted Talks.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo