Acepto el reto

Al saberse desfavorecido en los momios, Nueva Inglaterra incita a apostar en su contra ante Kansas City

Acepto el reto

Apostar en contra de los Patriots de Nueva Inglaterra es una locura, más aún si se trata de un partido de postemporada, una fase del juego que dominan desde que tienen en sus filas a Bill Belichick y a Tom Brady.

Para el Juego de Campeonato de la Conferencia Americana (AFC) los especialistas que determinan la línea de apuestas en Las Vegas tienen como favoritos a los Chiefs de Kansas City por diferencia de tres puntos, para imponerse en el partido y alcanzar el Super Bowl LIII.

El hecho de que el partido se vaya a jugar en el estadio Arrowhead y que en la temporada regular la marca de los visitantes sea de 3-5 fuera del estadio Gillette, es un factor que se tomó en cuenta para darle la ventaja a los locales, hasta eso con mucha lógica, considerando que fue el mejor equipo de la AFC en la siembra de los playoffs.

Es una línea arriesgada, sí, y le da un elemento adicional de motivación a un equipo que no lo necesita, situación que hace más peligrosos a los Patriots, pues le picó el orgullo a sus jugadores.

El equipo que tiene como embajadores a Belichick y Brady se ganó con base en sus resultados en postemporada la facultad de ser presuntuosos, ya que los números los respaldan con marca de 28-10, con cinco títulos de Super Bowl.

Es apenas la séptima ocasión que los Patriots aparecen abajo en los momios en un juego de playoffs en la era Belichick-Brady.

Es por ello que el receptor abierto Julian Edelman lanzó una campaña en redes sociales retando a que la gente se atreva a apostar en contra de Nueva Inglaterra, vendiendo playeras con la leyenda #BetAgainstUs (Apuesta contra nosotros).

Como underdogs, los Patriots tienen marca de 3-3 contra la línea de puntos y 3-3 en apuesta directa. Las veces que la diferencia pronosticada fue similar a la que enfrentan ahora, de tres puntos, perdieron y el handicap no les alcanzó tampoco para cubrir la línea. Fue en 2006, frente a los Colts de Peyton Manning, que les ganaron 38-34; y en 2005, en la Ronda Divisional frente a Denver, que tenía como quarterback a Jake Plummer, que se llevó el juego 27-13.

En sus 39 juegos de postemporada, es apenas la octava ocasión que Brady y compañía saldrán como visitantes, lo que habla del dominio de esta dinastía en la NFL.

El punto es que acepto el reto de Edelman y pongo mi apuesta en favor de Kansas City para terminar con 49 años de ausencia de un Super Bowl. Nos espera un juegazo, en el que Patrick Mahomes y su poderosa ofensiva batallará, pero hará los puntos necesarios para imponerse 24-20.

Será el segundo triunfo como local para los Chiefs en playoffs en 25 años, y dejarán la marca de los Patriots en 1-4 en sus más recientes juegos como visitantes en postemporada, y la de Brady en 24-5 en juegos con gélida temperatura, y su rival en el Super Bowl serán los Rams.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónAdriana Sarur / La encerrona / El Heraldo de México

Julian Assange, los secretos y el poder