Acelere en el equipo de seguridad de AMLO

Andrés Manuel no le ha dado tiempo a sus colaboradores cercanos de descansar y reflexionar sobre sus propuestas

Acelere en el equipo de seguridad de AMLO

 

 

Me cuesta mucho utilizar la denominación virtual presidente electo; prefiero próximo presidente de México. Hasta que el INE no le entregue a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) su constancia de mayoría, no es el presidente electo. Sin embargo, lo que tenemos en la figura de AMLO es al hombre más fuerte de México, a pesar de que tendremos todavía hasta el 30 de noviembre a un presidente constitucional.

A menos de dos semanas de que inicie el periodo de cinco meses de transición, vivimos tiempos increíbles que no habíamos visto en el pasado, como el encuentro del presidente Peña Nieto y AMLO; el fuerte trabajo del gabinete designado, la visita de una delegación del más alto nivel de Estados Unidos; la fortaleza del peso; el diálogo respetuoso entre el empresariado con el futuro gobierno; el anuncio de las primeras reformas y el debate sobre la posible desaparición de los partidos tradicionales (PRD y con menos probabilidad PRI y PAN).

Andrés Manuel no le ha dado tiempo a su equipo cercano de descansar y reflexionar. Sabe que es el hombre del momento y que su capital político está en su más alto nivel sin ser presidente constitucional.

Los funcionarios técnicos no tan cercanos al viejo régimen priista están buscando encuentros desesperados con los titulares anunciados por AMLO y con sus asesores , para mantenerse en el gobierno federal a pesar de la amenaza de recortes de salarios y prestaciones.

El periodo de transición está siendo mucho más interesante que las elecciones. Los antiguos detractores de AMLO se están replegando ante el poder del nuevo tlatoani, los gobernadores rebeldes del PAN supieron lanzar a tiempo un mensaje de cordialidad; sin embargo, el más inteligente de todos fue Peña Nieto, quien pactó una transición ordenada y eficiente.

El equipo estratégico de AMLO debe estructurar mejor sus propuestas, bajar el ritmo de entrevistas a medios de comunicación y tomarse los próximos meses para diseñar mejor sus iniciativas y políticas públicas en materia de seguridad y defensa.

El momentum de todo equipo ganador en la democracia tiene fecha de caducidad. Auguro una transición con un equipo muy empoderado, pero poco a poco ya están saliendo a relucir los conflictos internos y eso que todavía no toman posesión de sus encargos. AMLO tendrá tres años de poder casi absoluto con pocos contrapesos. El sector de seguridad nacional necesita una reforma estructural.

Esperamos que se piense bien su rediseño institucional. En columnas posteriores, analizaré cada una de las propuestas adelantadas en esta semana y en campaña. Pero hay que darle tiempo al tiempo. Veamos cómo las aguas de las instituciones van tomando su curso.

AGENDA ESTRATÉGICA. El 24 y 25 de julio se reúnen los más importantes especialistas del sector de la seguridad privada en el Congreso Latinoamericano de ASIS Capítulo México: http://congresoasis.com/

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano