¿A quién le conviene más la relación, México o EU?

La semana que entra iniciamos negociaciones con los estadounidenses. Más vale que estemos conscientes de quién realmente le está haciendo el favor a quién


En la llamada que se filtró entre los mandatarios de Estados Unidos y México se ve lo que motiva la animosidad del presidente americano. Piensa que México le está viendo la cara a Estados Unidos. Esta narrativa, típica de la derecha americana, repetida hasta la saciedad en Fox News, cuenta la historia de que México manda su excedente laboral y, además, le quita empleos a EU gracias al TLCAN. Somos los beneficiados de esta relación.

Por: Agustín Barrios Gómez* (Twitter: @AgustinBarriosG)

No es cierto. Estados Unidos es el país más rico, más poderoso, y con más enemigos, del mundo. Tiene 320 millones de personas, mientras que México tiene apenas 120 millones. Hay cientos de millones de personas que, por lo menos retóricamente, estarían dispuestos a hacerse daño a ellos mismos con tal de perjudicar a nuestro vecino. México no nada más es mucho más chico, sino que la mitad de su población vive en condiciones de pobreza, por lo que ni siquiera participa. Aparte, es un país que no tiene rival internacional; en ningún lugar del mundo se ha escuchado el grito ¡que muera México!

Al mismo tiempo, México juega un papel estelar en la protección de los intereses americanos. Toda nuestra política de visas está diseñada para mantener fuera a ciudadanos de países hostiles a nuestro vecino (somos el octavo destino más importante del mundo y ¿cuándo fue la última vez que vio usted un turista árabe?). Tenemos un sistema de intercambio de información con el gobierno estadounidense que es de los más amplios del mundo y permitimos la operación de todas las principales agencias de seguridad americanas.

De hecho, el Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina se llama el Tratado de Tlatelolco gracias a la iniciativa mexicana. Se percibe, correctamente, como un logro de la diplomacia mexicana por el cual se obtuvo un Premio Nobel (1982) para Alfonso García Robles. Sin embargo, desde la perspectiva geopolítica, fue la potencia nuclear americana la más beneficiada, al codificar su monopolio de las armas nucleares en el hemisferio.

Finalmente, es debatible si la fuga de capital humano mexicano hacia Estados Unidos ha sido un beneficio, o ha perjudicado, a México. Es cierto que han ingresado cientos de miles de millones de dólares en remesas. Pero también México ha perdido una enorme cantidad de ímpetu por sus fugas, sin mencionar los múltiples millonarios mexicanos que hoy tributan miles de millones de dólares al fisco americano gracias a programas como la visa EB-5 y por el méxodo de profesionistas y talentos.

Por encima de cualquier interés coyuntural económico, de lo que depende Estados Unidos para su propio resguardo, es un México cooperativo, y estable. En ese sentido están perfectamente alineados los intereses del gobierno de aquel país, con el de todos los mexicanos.

La semana que entra iniciamos negociaciones con los americanos. Más vale que todos estemos conscientes de quién realmente le está haciendo el favor a quién.

*Agustín Barrios es Presidente de la Fundación Imagen de México y conductor de ADN40 

Columna anterior: Russia vs. The World

¿Te gustó este contenido?