A Peña le costó la confrontación: Osorio Chong

La rivalidad entre Osorio Chong y Videgaray le costó al Presidente, reconoce el ex titular de Gobernación

Martha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La charla con Miguel Ángel Osorio Chong con el equipo de El Heraldo tenía ese sabor de fin de sexenio, de confidencia, de reflexión.

Tres horas compartidas con el pan y la sal, dieron paso a múltiples preguntas –del hoy, del mañana y, sobre todo del ayer- al ex secretario de Gobernación.

Nosotros nos detendremos ahorita en una en particular (ya les contaremos otras cosas más adelante). La planteamos así:

-Usted (Osorio Chong) y Luis Videgaray iniciaron el sexenio como las dos grandes columnas del gobierno de Enrique Peña Nieto y como los principales favoritos en la carrera por la Presidencia de la República. Al final, Videgaray lo destruyó a usted –o al menos lo sacó del camino- y el hoy canciller implosionó con la invitación a Donald Trump. ¿Cuál es su reflexión, a unos días del final del sexenio, de lo que sucedió con ustedes?

Osorio Chong respondió con una intensa –e inesperada, a decir verdad- reflexión que, según comentó, él mismo ha hecho. Y sin ambages reconoció:

-Al Presidente le costó (nuestra confrontación).

Pero el error provino desde el inicio, apuntó el hidalguense: siempre fue un error dejar en dos manos el poder (Osorio y Videgaray) -y de uno más, todavía cercano en afecto: Aurelio Nuño-, porque se hacen bloques. Y el que maneja el dinero (a la Secretaría de Gobernación le redujeron 40 mil millones de pesos en los últimos tres años, así que imagínense cómo la pasamos), lleva las de ganar: Dinero mata carita…, bromearía.

Yo no le entraba a la confrontación –afirmaba el coordinador de los senadores del PRI-. Luis decía que no tenía nada contra mí. Intentábamos sobrellevarla; a veces hasta hacíamos el esfuerzo de comer…

Pero luego sentía el golpe en algunos medios. Yo no respondía. A ustedes les consta que yo nunca pedí que lo golpearan; y en cambio yo recibía un chingadazo tras otro.

Cuando se fue El Chapo (su escape de Almoloya) no me la acababa. La golpiza fue infame. Ya mejor no leía los periódicos. Me levantaba deprimido. Parecía como si yo hubiera sido el celador del Chapo, confiaba Osorio Chong.

Y pues sí, nuestra confrontación puso contra la pared al Presidente…Yo tenía una visión política de las cosas, ¡hasta de la educación! Pero consideraba, tal como lo advertía Maquiavelo, que si había que hacer reformas, debían hacerse una por una.

Así que yo aconsejaba: Adelante, pero despacito….

El hecho es que al Presidente le costó (la confrontación).

-¿Y qué diría del final que tuvieron ustedes dos (los dos poderosos secretarios que iniciaron el sexenio de Peña)?‒ inquirimos.

Osorio Chong acompañó con una sonrisa su respuesta:

-Yo aquí estoy platicando con ustedes…

 

GEMAS: Escoltas del Estado Mayor Presidencial, asignados a funcionarios federales, comenzaron a ser retirados desde el martes.

 

[email protected]

@marthaanaya

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas