A Combatir la violencia

La agresión de Hunt a una mujer en el pasillo de un hotel se convirtió en un escándalo hasta que se hizo público el video de vigilancia

Luis Alonso/ Foto: Especial

Los dueños de los 32 equipos de la NFL llegan a su reunión de invierno con un tema urgente que deben resolver: aplicar una aproximación de cero tolerancia cuando uno de sus jugadores agreda a una mujer.

En la reunión que se celebrará mañana en Irving, Texas, los propietarios de las franquicias de la liga tienen la obligación de revisar el proceso de seguimiento y los protocolos para supervisar ese tema.

El caso de Kareem Hunt, excorredor de los Chiefs de Kansas City, evidenció una laguna en las investigaciones internas que realiza la NFL cuando se entera que uno de sus jugadores es señalado de haber cometido violencia doméstica.

La liga no debe encargarse de realizar las pesquisas de este tipo de hechos, pues dejó claro que no está capacitada para hacerlo al existir un riesgo de choque de intereses.

La agresión de Hunt a una mujer en el pasillo de un hotel se convirtió en un escándalo hasta que se hizo público el video de vigilancia. Ello a pesar de que la NFL investigó el hecho y solicitó ver esas imágenes desde que se enteró del caso, en febrero.

El jugador de 23 años de edad, fue cortado por Kansas City, es decir, despedido y ningún otro equipo se atrevió a reclamarlo, u ofrecerle una nueva oportunidad. No ocurrió lo mismo cuando los 49ers de San Francisco corrieron a Reuben Foster después de un arresto por agresión en contra de su expareja.

Los Redskins no se resistieron y quisieron aprovechar la oportunidad al ver disponible a un jugador con mucho talento para reforzar su defensiva, sin importar sus antecedentes.

El comisionado Rogger Goodell tomó la decisión de inhabilitar a Foster, después de que su ex se quejó de recibiera una oportunidad inmediata. Con Hunt se aplicó la misma medida y la liga decidió indagar más a fondo el caso visto en el video y otro dos más.

La NFL debe dejar en manos de la policía que investigue los casos de violencia, no puede ser juez y parte porque le gana el deseo de generar dinero con sus estrellas, por más violentas que puedan ser.

@ALONSO_LUIS

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónLuis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Inseguridad sigue estando cabrona