50 años de Stonewall, semilla del movimiento LGBTQ

La Biblioteca de Nueva York ha reunido la muestra extraordinaria “Love and Resistance: Stonewall 50”

Wilbert Torre / Serendipia / Heraldo de México

La biblioteca de Nueva York, con sus dos leones de piedra flanqueando la entrada, no es sólo la casa de miles de libros, sino una memoria extraordinaria de momentos y episodios históricos. Uno de ellos, de los más importantes en la historia de la ciudad, cumple 50 años: la revuelta de Stonewall, que detonó el movimiento en favor de los derechos LGBTQ, en el verano de 1969.

En conmemoración de esta gesta que comenzó con las marchas y los disturbios en el West Village, la Biblioteca de Nueva York ha reunido una muestra extraordinaria, Love and Resistance: Stonewall 50, que presenta las fotografías que captaron dos periodistas, Kay Lahusen de Tobin y Diana Davies, sobre el movimiento de los derechos civiles que creció y tuvo un importante desarrollo después de las marchas y los disturbios que se dieron a finales de los años 60.

Además de la exposición, la biblioteca lanzará dos libros y recomendará otros con la intención de que el público aprenda y tenga a la mano más datos, información y memorabilia para tener el contexto de la emergencia del moderno movimiento en defensa de los derechos LGBTQ hace medio siglo, así como una idea clara de la cultura, los conflictos y el activismo de estos días.

Tras las revueltas de Stonewall en junio de 1969, la defensa de los derechos civiles creció de un puñado de activistas pioneros hasta convertirse en un movimiento que sirvió para que miles salieran a las calles y se movilizaran.

La exhibición presenta las fotografías de Kay Tobin Lahusen y Diana Davies, quienes a través de las imágenes retrataron los episodios que detonaron el movimiento y cambiaron para siempre la manera en la que la comunidad LGBTQ se percibía a sí misma.

Jason Baumann, curador de la exposición, dice que los 50 años de los disturbios de Stonewall son una oportunidad única para reflexionar sobre los cambios políticos y culturales.

Una de las ideas que lo ha cautivado, y que intenta transmitir a los visitantes, es que la gente que aparece en los periódicos, las fotografías y folletos reunidos en la exposición no eran activistas, sino gente común que creyó que la sociedad era injusta y al protestar por esta condición hicieron una diferencia, cuyos resultados se perciben 50 años después.

A finales de los años 60, los bares gay eran de los pocos espacios donde la comunidad podía reunirse y organizarse, y aún estos sitios eran objeto de frecuentes redadas policiacas. Bares como el Stonewall eran centro de reunión de homosexuales, lesbianas y drag queens.

Las partes más sobresalientes de la exposición, que estará abierta hasta julio, incluyen la colección de Truman Capote, con manuscritos y textos publicados e inéditos, así como las fotografías, 25 metros de documentos donados por activistas y un sitio, NYC Trans Oral History Project, donde los visitantes pueden bucear profundo en miles de archivos digitales.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas