Heriberto M. Galindo: Ante el retiro de Zavala, Luces y sombras del voto útil

El concepto del voto útil cobró fuerza en la elección del año 2000, de la cual salió triunfante Vicente Fox.

Heriberto M. Galindo: Ante el retiro de Zavala, Luces y sombras del voto útil

 

A la luz del retiro de Margarita Zavala de la contienda por la Presidencia, es pertinente hacer algunas reflexiones. El voto útil tiene sus luces y sus sombras. Las primeras están en los votos que son producto de los electores libres, ajenos a la militancia, al clientelismo y a la manipulación, de los que aún no han decidido por quién votar, o de quienes podrían cambiar su intención original, por la razón que fuere, como es el caso de quienes simpatizaban con Margarita Zavala, tras su retiro de la contienda, y es de esperarse que sus seguidores opten por José Antonio Meade, a quien respetan y reconocen como servidor público de excelencia.

Antes de decidir por quién votar, los indefinidos deben pensar muy bien y, en mi opinión, esos votos deben otorgarse a quien ha sido el servidor público más útil a México: el doctor Jose Antonio Meade. No hay punto de comparación entre él y Ricardo Anaya. A Anaya lo respeto y no le resto méritos, pero siendo inteligente y apto, carece de los conocimientos, preparación, experiencia y madurez para ser un buen presidente.

El concepto del voto útil cobró fuerza en la elección del año 2000, de la cual salió triunfante Vicente Fox. La promoción de la idea se le acreditó a Jorge Castañeda. Hoy, Jorge Castañeda, con mayor experiencia y conocimientos, ha vuelto a la arena política y de nueva cuenta promueve el voto útil, ahora a favor del candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya.

A estas alturas no se puede afirmar, con certeza y seriedad, quién será el triunfador de los comicios del 1 de julio próximo, pues aún faltan seis semanas. Podrían presentarse sorpresas que contradigan los resultados de encuestas y sondeos.

El llamado voto útil tiene diferentes orígenes, acepciones y contenidos. El más noble, sincero y honesto se genera en un electorado más consciente, libre, activo y actuante; informado, ilustrado, de buen nivel cultural y económico, de espíritu crítico, que se gesta en personas que no son fáciles de influir y de manipular por el nefasto y corrupto clientelismo que lamentablemente suele operarse en el subdesarrollo político que aún se padece.

Este voto útil, si se promueve y se busca mediante métodos lícitos de convencimiento, es aceptable y se justifica. El otro tipo de voto útil es el de las sombras: el inducido, cooptado, comprado y sustancialmente corrompido, buscado por personas sin escrúpulos y por operadores corruptos y ambiciosos a los que les interesa solamente el poder por el poder, y los negocios muy rentables, conseguidos con base en influencias mal habidas, de considerable poder económico y político de quienes invierten fuertes sumas de dinero para estimular, inducir y comprar los votos para llevar a la victoria al candidato de sus intereses.

Hablar del voto útil es importante y delicado. Más nos vale que razonemos nuestro voto, y que votemos por quienes representen las mejores opciones: realizados rigurosos exámenes de las personalidades, trayectorias y desempeños; expreso con sinceridad y con franqueza que las mejores opciones son el doctor José Antonio Meade, a la Presidencia, y Mikel Arriola, en la CDMX.

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota