El momento de Mazatlán

Los sinaloenses no se dieron por vencidos, se enfocaron en mejorar la imagen del puerto

El momento de Mazatlán

En septiembre de 2011, los cruceros dejaron de llegar a Mazatlán, Sinaloa. Eran tiempos difíciles para el puerto debido a la violencia que se vivía y la mala imagen que ello conlleva para el turismo.

Cifras de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante que encabeza Guillermo Ruiz de Teresa refieren que en todo 2012 llegó un solo crucero con 665 visitantes, el cual atracó el 28 de mayo, convirtiéndose en el peor año en la historia del puerto, pues la falta de turistas desató el cierre de comercios, desempleo y más inseguridad. En 2013, la mala racha siguió y solo 5 cruceros arribaron, pues las navieras sacaron al destino de sus rutas.

Pero los sinaloenses no se dieron por vencidos, por lo que se enfocaron en mejorar la imagen del puerto, invirtieron en infraestructura, y en mejorar la seguridad y conectividad. Para 2014, los resultados comenzaron a notarse cuando 33 hoteles flotantes con miles de turistas volvieron a incluir en sus rutas al puerto sinaloense.

Ya para 2016, la confianza había vuelto con 82 cruceros, y en 2017 este buen momento se ratificó con 79 más, pues con la llegada de Quirino Ordaz Coppel al gobierno estatal la coordinación con las autoridades federales se incrementó, principalmente en el tema de seguridad, por lo que el puerto concursó y ganó el Tianguis Turístico 2018, el evento más importante del sector, que se efectuará del 15 al 18 de abril.

De la mano de la Secretaría de Turismo de Enrique de la Madrid, Sinaloa está echando toda la carne al asador, ya que se trata además del relanzamiento de este destino de playa en el que se invirtieron $1,000 millones en infraestructura de cara a este evento que pretende ser el más exitoso de los Tianguis Turísticos realizados a la fecha, pues se prevé la asistencia de representantes de 700 empresas nacionales e internacionales y 37 mil citas de negocios. !Enhorabuena!. Los ojos del mundo estarán en Mazatlán.

Cash

La industria del sector textil y vestido estima una pérdida de más de 121 mil empleos formales por el impacto del TPP 11 en la economía mexicana, al abrirse a países asiáticos como Vietnam, en donde la competencia desleal es una constante a través de subsidios a materias primas, dumping y contrabando.

De acuerdo con un análisis de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), que preside José Cohen Sitton, en prendas confeccionadas las importaciones podrían incrementarse hasta 36% y en textiles hasta 20%.

Y es que mientras representantes empresariales y autoridades están más preocupados por la renegociación del TLCAN, Asia aprovecha para meterse por la puerta de atrás.

Ahora, la última palabra la tiene el Senado, quien deberá ratificar el tratado y está buscando alternativas de protección para la industria local. Veremos.

[email protected]

@milen_ka

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota