250 obras paralizadas en la CDMX

Los empresarios no saben qué hacer, a quién acudir. Se sienten inmovilizados y nadie los escucha

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

En la Av. Presidente Masaryk esquina con Calderón de la Barca, en el corazón de Polanco y en una de las zonas de mayor afluencia turística de la capital, una construcción fue prácticamente demolida recientemente para dar paso a una obra nueva de primer nivel. Se trata de la plaza Zentro, una construcción de 1991 que sirvió para detonar el crecimiento inicial de Gicsa, la desarrolladora de Abraham Cababié que ha construido los famosos centros comerciales La Isla en Acapulco y Cancún, y el icónico Paseo Arcos Bosques en la capital.

Pues bien, resulta que desde hace algunas semanas la obra de Masaryk se encuentra paralizada, con sellos de suspensión de actividades, justo en el momento en el que se levantaba con fuerza para revigorizar la zona. Mantener esa avenida competitiva es fundamental porque lo que sobra es competencia de centros comerciales para el mercado afluente, como lo demuestran las renovaciones de El Palacio de Hierro o el fenomenal desarrollo de Artz.

Hace pocos días hablé con empresarios desarrolladores miembros de la comunidad judía (aclaro que no fue con Cababié). Muchos de ellos están en estado de shock; paralizados por la esclerosis que vive la capital en materia de permisos y de construcción. En un punto de la conversación me dieron su propia estadística: el gobierno capitalino tiene detenidas alrededor de 250 obras nuevas y de remodelación significativas en la capital. Es una calamidad. De hecho, cualquier ciudadano puede atestiguarlo: los sellos gigantes de suspensión de actividades han comenzado a ser el anuncio más común en decenas de colonias. Los empresarios no saben qué hacer, a quién acudir. Se sienten inmovilizados y nadie los escucha.

Paralizar las construcciones en la ciudad es una de las formas más efectivas de minar su competitividad; más aún si pensamos en Masaryk, que pertenece al barrio que atrae más visitantes extranjeros que desean vivir experiencias memorables en México. Una torpeza. Que ese barrio se inunde de letreros de gobierno con construcciones detenidas genera una imagen poco atractiva y de rechazo a la experiencia turística urbana.

ESPRIÚ: HELICÓPTEROS NO

En una visita de reconocimiento a un aeropuerto para estudiar una ampliación, el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú se negaba a abordar un helicóptero para hacer un sobrevuelo y tener el ojo de águila necesario para comprender los planes de construcción. Su argumento era que tenía prohibido por la 4T abordar esos aparatos debido la austeridad republicana. Se le tuvo que convencer de otra forma.

NEORIS CRECE

La consultora que encabeza Omar Díaz se ha concentrado en 4 industrias: manufactura, telecomunicaciones, banca y consumo masivo. Su proyección es crecer 40% durante 2019. La firma surgió de un spin off de Cemex hace 20 años.

POR CARLOS MOTA
[email protected]
WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?