Acoso en la UNAM

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales se aplica un doble rasero ante señalamientos de acoso sexual

Acoso en la UNAM

El acoso sexual tardó mucho tiempo en exponerse y discutirse públicamente, la Universidad Nacional Autónoma de México como mosaico de la sociedad no puede abstraerse de este tipo de violencia hacia las mujeres, pero como en todos los espacios públicos se toma mucho tiempo para enfrentar las denuncias. En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), por ejemplo, la directora Angélica Cuéllar aplica un doble rasero frente a estas acusaciones.

 

Hace unos días las estudiantes de Ciencias Políticas se manifestaron y cerraron la Facultad, pegaron por todos lados las imágenes de los sujetos a los que señalan como acosadores, llama la atención del caso de David Navarrete Ángeles, secretario técnico del Centro de Estudios en Ciencias de la Comunicación, es decir un funcionario de la facultad.

 

Macho acosador es el calificativo que pusieron las jóvenes abajo de la imagen de David Navarrete, quien entre otras cosas responsabilidades se encarga del proceso de titulación de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas.

 

Las jóvenes denunciaron el acoso sistemático de trabajadores y maestros, en su posicionamiento dijeron hoy llamamos a denunciar a todos aquellos que se han mantenido alegres al tiempo que arruinaban nuestras vidas y van a nombrar a cada uno de ellos hasta robarles la tranquilidad. Al respecto, la Facultad dijo que nunca hubo diálogo y que han trabajado intensamente en la prevención de la violencia de género.

 

El asunto es que esa comunidad sabe perfectamente quienes son los acosadores,  pero la dirección no hace nada contra ellos, ya la jóvenes los exhibieron públicamente y Angélica Cuéllar no ha tomado medidas. Pero llama la atención que en Ciencias Políticas aplican una especie de procedimiento selectivo.

 

Hay preocupación de profesores por el ambiente generado, pues se registran casos de académicos que cuando llegaban a cobrar se les informaba en la ventanilla que sería su último pago, porque habían sido acosados de acoso sexual y no hay un procedimiento de por medio, pero en el caso de David Navarrete y otros el trato es distinto.

 

Cuántas denuncias por ese tipo de violencia hacia las mujeres se quedan congeladas en el tiempo, otro caso patético es el registrado en la Preparatoria 5, los jóvenes cerraron calzada de Las Bombas el 12 de marzo para denunciar al profesor de Historia, Ricardo Colín, pero resulta que desde 2015 las autoridades universitarias tenían conocimiento del comportamiento del maestro hacia las alumnas y no hicieron nada.

 

Después de la movilización la UNAM informó que concluía la relación laboral y que Ricardo Colín Hernández se encontraba bajo investigación, derivado de acusaciones que habían sido presentadas previamente en su contra, de verdad cuánto tiempo se toman para concluir un caso como este, porque hay que agregar un elemento que hace más grave la denuncia, se trata de menores de edad.

 

Ante el acoso ya no se puede guardar silencio cómplice.

 

[email protected]

@esbarajas

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano