COLUMNA INVITADA

El pluralismo político, una condición necesaria en la democracia

Hoy en día el pluralismo es una realidad en la democracia mexicana, lo cual se ve reflejado

OPINIÓN

·
Marisol Cuecapan Romero / Columna invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Hoy en día el pluralismo es una realidad en la democracia mexicana, lo cual se ve reflejado a través de la diversa existencia de partidos políticos, que en la próxima jornada electoral buscarán ocupar espacios de representación popular. 

Garantizar a la ciudadanía la libertad de expresarse y asociarse, en un marco de respeto y tolerancia debe ser uno de los principales objetivos de cualquier gobierno que actualmente se ostente como democrático, ya que como menciona Julio César Cordón Aguilar en su texto Democracia, pluralismo político y partidos políticos “…la disparidad de opiniones, propósitos y propuestas, incluida la facultad de disentir y oponerse, entendiendo igualmente legítimas todas las opciones, es lo que configura el pluralismo político, elemento inherente del sistema democrático”.

Ante ello, en los futuros comicios se debe vigilar y priorizar el hecho de que la ciudadanía pueda elegir entre una y otra opción, en un marco de respeto y tolerancia. Más allá de lo que la derecha mexicana busca exponer de que el proyecto de la 4T, se ve amenazado por la existencia de una verdadera competencia en los comicios, la realidad es que no. Como se mencionó, resulta necesario que se presenten diferentes opciones políticas, para poder hablar de una democracia real, la cual resulta incompatible con un régimen de partido único.

La derecha fragmentada hasta este momento ha dado vistazos de poder conducirse como un frente, sin embargo, falta ver que esto pueda prolongarse a largo plazo y pueda convertirse en una real competencia para la candidata de MORENA. Para esta última, en caso de resultar ganadora de la contienda presidencial, sería un factor que le favorecería para acrecentar su popularidad, ya que se reafirmaría la legitimidad de este proyecto de gobierno, incluso ante la presencia de una oposición fuerte. 

No olvidemos puntualizar que el presidente Andrés Manuel López Obrador consiguió llegar al poder con más de treinta millones de votos, manteniendo su popularidad a lo largo del sexenio, la cual ha oscilado entre el 58 y 68 por ciento. Sin duda alguna, será una tarea difícil para su sucesora o sucesor alcanzar esos niveles de popularidad, sin embargo para aquellos candidatos que provengan de los gobiernos de derecha o centro derecha les costará aún más.  

La pluralidad y competencia no es mala, al contrario, es una condición necesaria en la democracia mexicana, por ello es que la próxima contienda electoral requiere de la participación de diversos partidos políticos, lo suficientemente fuertes y que brinden un abanico de opciones para la ciudadanía. Ahí es en donde la derecha tiene una labor verdaderamente difícil, ya que más allá de existir, requiere dar opciones reales a la ciudadanía, si es que busca subsistir, y un trabajo aún mayor si no quiere enfrentarse a una izquierda arrolladora y no concluir la jornada electoral con una brutal desventaja frente a la abanderada de MORENA.

MARISOL CUECAPAN ROMERO

COLABORADORA

@MARISOLCUECAPAN

MAAZ