COLUMNA INVITADA

Diplomacia, una carrera de espaldas y en tacones

Los retos que enfrenta la agenda internacional demandan el despliegue de esfuerzos diplomáticos

OPINIÓN

·
Alicia Kerber Palma / Columna invitada / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Los retos que enfrenta la agenda internacional demandan el despliegue de esfuerzos diplomáticos. La atención a las consecuencias del cambio climático, la dinámica de la movilidad humana, los efectos de la post-pandemia, la crisis alimentaria por el conflicto Rusia-Ucrania, requieren acciones de alto nivel de los representantes estatales. 

La diplomacia ha sido concebida como una profesión exclusiva de los hombres quienes supuestamente cuentan con el carácter necesario para llevar a cabo duras negociaciones internacionales.  

Las estructuras de poder existentes han reforzado las desigualdades de género dificultando el ingreso de mujeres en la diplomacia por lo que hablar de mujeres diplomáticas es referirnos a resiliencia y sororidad para romper esquemas patriarcales y avanzar una agenda de género inclusiva e igualitaria. 

Con el fin de reconocer la importante contribución de las mujeres diplomáticas y visibilizar su representación inequitativa, la Asamblea General de la ONU designo el 24 de junio como el Día de las Mujeres en la Diplomacia. Las felicitaciones son bien recibidas cuando van acompañadas del reconocimiento de nuestros derechos.  

Es en el ámbito de la aplicación del derecho internacional donde se está gestando un cambio hacia la igualdad. En la Corte Penal Internacional, de los dieciocho jueces, nueve son mujeres entre ellas una mexicana, la Emb. Socorro Flores Liera. 

México mantiene una importante presencia internacional. El engranaje que permite funcionar esta maquinaria es respaldado por más de mil personas del Servicio Exterior Mexicano (SEM) de las cuales poco más de 30% son mujeres. 

En la historia de México, el puesto de Canciller solo ha sido ocupado en cuatro ocasiones por mujeres. Rosario Green, Patricia Espinosa, Claudia Ruiz Massieu y actualmente Alicia Bárcena. 

La normatividad del Servicio Exterior ha recogido algunas de las demandas de las mujeres, como el apoyo para guarderías y el otorgamiento de licencia de paternidad  

Fortalecer la legislación es importante, implementar mecanismos para su cumplimento, crucial. Conformar mentorías, designar enviadas especiales para casos de hostigamiento y acoso sexual, acceso gratuito a métodos anticonceptivos y un presupuesto con enfoque de género, son prácticas que permiten avanzar hacia la igualdad.  

La adopción de una Política Exterior Feminista visibilizó la necesidad de poner en el centro de la agenda la urgencia de transversalizar el enfoque de género en las acciones impulsadas por nuestro para alcanzar la igualdad jurídica entre hombres y mujeres.  

La conformación del cuerpo diplomático no es la excepción y así lo ha ratificado la Canciller Bárcena durante su comparecencia ante el Senado de la República el pasado 31 de agosto, al mencionar que “cada vez que rompemos el techo de cristal hacemos un avance civilizatorio”  

Pertenecer al cuerpo diplomático de carrera es sinónimo de trabajo, esfuerzo y vocación de servicio. El compromiso a nivel global es reducir y eliminar las brechas estructurales promoviendo el ingreso de más mujeres a sus filas y asegurar que cuenten con las facilidades necesarias para garantizar su permanencia y ascenso en una carrera que para muchas parece correrse de espaldas y en tacones. 

POR ALICIA KERBER PALMA

Embajadora de México en proceso de ratificación por el Senado como cónsul de México en San Diego 

MAAZ