TRES EN RAYA

Pero Gatell es mejor, ¿no?

El jueves en su mañanera, López Obrador se burló de Salomón Chertorivski

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

El jueves en su mañanera, López Obrador se burló de Salomón Chertorivski por haberse desempeñado como secretario de Salud sin ser médico de profesión (durante el sexenio de Felipe Calderón, específicamente en el último año de esa administración). Sabe que eso “prende” entre el pueblo bueno a pesar de que, para coordinar el sistema de salud, más que ser doctor, se requiere ser buen administrador y rodearse de expertos en las distintas áreas de la medicina, entre muchas temáticas.

El hecho es que Chertorivski es licenciado y maestro en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en políticas públicas por la Universidad de Harvard y de eso se agarró el mandatario. Eso sí, como es su costumbre, convenientemente AMLO olvidó mencionar que Salomón también fue secretario de Economía de la Ciudad de México en tiempos de Miguel Mancera, además de docente en la UNAM, en el CIDE y en la Ibero. Tampoco dijo que actualmente es diputado federal por MC…

Así que dejemos de lado la demagogia de Andrés Manuel y concentrémonos en lo que de verdad importa: el sistema de salud de Dinamarca que prometió López Obrador llegaría a México y que no está. De hecho es una de las áreas más sentidas por la población y en donde más daño ha causado el régimen cuatroteísta. Las pérdidas son humanas, ¿qué más costoso que eso?

En casi cinco años de administración federal, el morenismo ha dejado mucho que desear. ¡Tantas promesas rotas! Un país que no crece, una violencia que continúa tan campante, una educación rota, contaminación, daño al medio ambiente,… y un sistema de salud colapsado.

López Obrador volvió a demostrar que la congruencia no es lo suyo. Reitera la insólita ilusión en la que habita, rodeado de “otros datos” y sin darse cuenta de que sus acusaciones se ven reflejadas de manera aumentada en su propio equipo de trabajo.

Para empezar, él conformó y dirige un grupo que carece de las calificaciones que a otros reclama. Así, tiene un ingeniero agrónomo en Pemex, a un abogado en la Comisión Federal de Electricidad, a una psicóloga de piedra en la Comisión Nacional de DERECHOS Humanos.

Pero no nos vayamos tan lejos, ¡tiene a Zoe Robledo, politólogo (también egresado del ITAM) y maestro en derecho por la UNAM, dirigiendo al IMSS! Eso además de haber puesto como director del hoy extinto INSABI al licenciado en administración de empresas (por el Instituto Tecnológico de Tabasco) y maestro en eso mismo, Juan Antonio Ferrer Aguilar. Siguiendo la falaz argumentación de AMLO, habría que preguntarse si es por su formación no-médica que el Instituto creado en la actual administración mejor desapareció y pasó a ser absorbido por el IMSS.

Por si todos los anteriores funcionarios suyos —y los muchos que no menciono— no fueran suficiente muestra de su incongruencia, habría que colocarle un espejo bien grande es su oficina y hacerle ver que también tenemos un buscapleitos por presidente y no un dirigente (mucho menos un estadista).

Mas ahí no termina la cosa: el que se lleva las palmas por no ser adecuado para el puesto es Hugo López-Gatell; un individuo que, a pesar de ser médico, resultó ser un asesino serial.

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN

VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM

@MALOGUZMANVERO

MAAZ