TRES EN RAYA

Y se dio su vuelta por el INE…

A pesar de la presencia —o quizá por ello— de cuatro nuevos consejeros, uno de ellos la consejera presidenta del Instituto, el martes se sintieron en las oficinas del órgano viejas usanzas, modos y desplantes

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México Créditos: Especial

Viejos vientos soplan por el INE. A pesar de la presencia —o quizá por ello— de cuatro nuevos consejeros, uno de ellos la consejera presidenta del Instituto, el martes se sintieron en las oficinas del órgano viejas usanzas, modos y desplantes.

El secretario de Gobernación no sólo acudió gozoso al INE, mostró también que él era quien organizaba una buena parte de la reunión. Obviamente no quiso decir que durante la presidencia de Lorenzo Córdova, este repetidamente pidió sostener un encuentro con la Segob, y simplemente nunca se lo concedieron. Creo que el criterio para tener este tipo de encuentros o no, ha sido a contentillo de Adán Augusto López.

En fin, que la urgencia de la 4T por celebrar hacerse suyo al INE volvió a quedar demostrada por ellos mismos. Y fue de forma tan burda que hasta el orden de los identificadores fueron determinados por Gobernación, no se diga el trato y los intercambios que se dieron con los periodistas que asistieron al INE ese día.

A la reunión con los consejeros del Instituto Electoral, además de Adán Augusto, también asistieron la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez, y los gobernadores tanto del Estado de México, Alfredo Del Mazo, como el de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme; la razón esgrimida fue el seguimiento y atención de los procesos electorales en dichas entidades federativas. Antes, por lo que a otros procesos electorales se refiere, ¿no eran necesarias estas reuniones? ¿O se llevaban a cabo pero con el INE por un lado y con Gobernación por el otro? Un invitado que no llegó fue el titular del Centro Nacional de Inteligencia, el tabasqueño y exmilitar (pero siempre general) Audomaro Martínez.

Por cierto, esta reunión fue grabada y enviada por el Centro de Producción de Programas Informativos y Especiales (CEPROPIE) que depende de Gobernación para su retransmisión… Y es que a la Cuarta Transformación le comían las ansias y no podían dejar de mostrar el gozo que les causa que Lorenzo Córdova y Ciro Murayama ya no están en el INE.

Para mí que el beneficio de la duda que está teniendo la actual consejera presidenta del INE, Guadalupe Taddei, de parte de muchos ciudadanos que la ven con reserva está siendo erosionada por la misma 4T al insistir en hacer ver que ellos mandan allá en Tlalpan… En fin, veremos si ella lo permite en las cosas que realmente tengan peso e importancia. 

Por lo pronto, escojo tres asuntos que han ocurrido y que —aunque no fundamentales— creo vale la pena señalar pues están marcando el tono de inicio de la nueva presidencia en el órgano constitucional y pueden tener varias interpretaciones: a) La primera entrevista que concedió Guadalupe Taddei no fue a todos los medios de comunicación, solamente a dos periodistas ampliamente identificados con la 4T: Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela.

b) En dicha entrevista dijo que sí, que definitivamente se reducirá su sueldo y que este será menor al del presidente de la República, si bien sutilmente también dejó entrever una aclaración: “Por supuesto; hay que acatar la ley. La ley ya establece eso para cualquier funcionario; nosotros estamos entrando en un momento en el que esa ley ya existe”. Y tiene razón, los consejeros pasados habían iniciado funciones cuando les regía otra ley…

c) Su juramento del puesto fue realizado con la mano izquierda. ¿Un guiño a la izquierda del país?, ¿en el momento de emoción, olvidó que se realiza con la diestra, sea o no sea ella zurda? 

Guadalupe Taddei tiene un enorme reto por delante: mantener sus filias y fobias políticas, pero sin ensuciar con ellas al INE y ningún proceso electoral. Podrá y deberá estudiar cómo “abaratar el INE”, pero nunca si esto es a costa de perder la calidad del funcionamiento del órgano o lastimar la estructura del Instituto.

Adán Augusto López Hernández, por el otro lado, debiera ser respetuoso de la autonomía del INE, ¡más siendo pre candidato a la Presidencia! Nada bueno puede resultar de que un personaje que ya hizo públicas sus intensiones políticas busque controlar al INE con la excusa de “tender puentes” con el órgano.

La corcholata ya se dio su vuelta por el INE; ahora debe dejarlo en paz.

 

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM
@MALOGUZMANVERO

LSN