RECUERDOS DE JOSÉ SULAIMÁN...

Los 'milagros' que hay en el boxeo

El Papa Francisco tiene la capacidad de decir mucho en pocas palabras y de hacer sentido, donde no existe la razón es, sin duda, el líder espiritual que el mundo necesita hoy y siempre.

OPINIÓN

·
Mauricio Sulaimán / Recuerdos de José Sulaimán... / Opinión El Heraldo de México Créditos: Especial

El Santo Padre, el Papa Francisco, ha dado una cantidad importante de mensajes ante dos sucesos que han impactado al mundo, de una manera fuera de lo común. Primero ante la terrible invasión de Rusia en Ucrania, la cual está ya por cumplirse un año, y el tema se va perdiendo hasta que otro bombardeo sucede, y nos recuerda que en pleno 2023 se vive una situación como ésta.

El otro suceso es el terremoto que ha causado tanto daño a Turquía y Siria. Las imágenes son espeluznantes y la necesidad de ayuda es inminente. Los mensajes del Papa son guía para quien los lee, y ayudan a poner en orden las ideas y los sentimientos.

El Papa Francisco tiene la capacidad de decir mucho en pocas palabras y de hacer sentido, donde no existe la razón es, sin duda, el líder espiritual que el mundo necesita hoy y siempre.

Nunca dejaré de estar agradecido con mi hermano Héctor por haberme considerado e incluido, en ese viaje mágico, cuando acudimos a una audiencia con el Papa en una de las primeras sesiones de la Fundación Scholas Ocurrentes. 

A inicios de 2016, Román Rodríguez, de España, buscó a Héctor y le propuso liderar la apertura de Scholas México. Fue en febrero de ese año que se dio la reunión con José María del Corral y Enrique Palmeyro para darle forma al programa para nuestro país, el cual fue ratificado ante Su Santidad en la audiencia del 3 de febrero. 

HISTÓRICO. El Papa, junto con Héctor Sulaimán, uno de los momentos más importante en la familia del boxeo. (Créditos: Especial)

En el proceso fue que se le dio forma a la propuesta de crear, además, el programa BoxVal (Boxeando con Valores) para sumar al propósito de lograr educar al mayor número de personas en el mundo por medio del deporte, el arte y la tecnología.

Recuerdo que en dicha audiencia había un grupo de bomberos, quienes presentaron un reporte de actividades, y al tomar la palabra, el Papa Francisco dijo: “Rezo todos los días para que la humanidad tenga trabajo y también para que los bomberos nunca tengan trabajo”. ¡Qué significado tan increíblemente…!

De repente, sin nadie saberlo, me pasaron el micrófono para explicar la propuesta de BoxVal, y ahí estaba parado hablando de frente al Papa Francisco, su mirada me tranquilizó desde el primer momento, y me permitió explicar fluídamente las intenciones y propósitos para sumar al boxeo a su fundación no religiosa. 

MÁGICO. Su Santidad también se reunió con el peleador estadounidense Deontay Wilder, en 2019. (Créditos: Especial)

La primera propuesta fue llevar a cabo una pelea inaugural por La Paz; precisamente una entre un católico contra un musulmán, Canelo Álvarez vs. Amir Khan

El boxeo es el deporte más noble que existe, y el que mayor posibilidades tiene de transmitir valores. 

Este primer experimento resultó todo un éxito. Se presentó El Olivo de La Paz, en las conferencias de prensa celebradas en Inglaterra, NY y Los Ángeles, y se colocó un placa durante la ceremonia de pesaje, afuera de la reciente inaugurada T-Mobile Arena, en Las Vegas, Nevada, donde se celebró el combate.

Al término de la audiencia tuvimos la oportunidad de pasar a una audiencia privada, fue ahí donde el Santo Padre me dio su apreciación de lo que es el boxeo, y cómo éste se da todos los días en la vida. “No existe enemigo pequeño, nadie es superior, y siempre hay la posibilidad de ganar en cualquier actividad de la vida. 

Si miramos lo que sucede con la serpiente más temible, la cobra y el roedor mangosta, la lógica sería que la primera aniquilaría sin problemas a la llamada Rata ninja, pero no, éstos utilizan sus habilidades y analizan la debilidad de la serpiente y establecen una estrategia, y la llevan a cabo para vencer a su oponente. Así me dio su analogía de lo que es el boxeo en la vida.

BoxVal está cumpliendo ocho años de gran actividad a nivel mundial. El boxeo es un deporte que cumple con una gran diversidad de actos de responsabilidad social de manera natural. 

Éste combate los padecimientos de salud al promover la actividad física, aleja a los niños y jóvenes de las calles y de las muchas tentaciones, y de otros problemas; sirve como medio de unir familias y colonias enteras. Además, el boxeador tiene la autoridad moral para transmitir mensajes poderosos cuando dan una plática de concientización. 

BoxVal ha organizado una diversidad de peleas por la paz en diversos países, hace una diversidad de activaciones todos los meses en todo el mundo, con la participación de miles de personas. Las visitas de dos grandes campeones WBC en audiencias de Scholas resultaron ser grandiosas. Julio César Chávez, en compañía de Julio Jr., tuvieron la oportunidad de recibir la bendición en marzo de 2018, mientras que el entonces campeón WBC de peso completo, Deontay Wilder, tuvo su momento en diciembre de 2019. La mirada con la que Su Santidad vio a Wilder fue mágica y maravillosa.

¿Sabías qué...?

Algunos de los embajadores de BoxVal son boxeadores que han participado en eventos y otros que continuamente son: Saúl El Canelo Álvarez, Amir Khan, Oscar de la Hoya, Bernard Hopkins, Julio César Chávez, Tyson Fury, Gennady GGG Golovkin, Chocolatito González y muchos más...

Anécdota de hoy

Sergio Maravilla Martínez era campeón mundial WBC cuando el cardenal Jorge Bergoglio fue elegido Papa. Ese mismo año tuvo una audiencia y puso dos invitados para que lo acompañaran: Miguel de Pablos y José Sulaimán. Lamentablemente mi papá tuvo su operación, la cual se efectuó el 1 de octubre. 

Mi papá quedó en coma, a partir del 2 de octubre, y estuvo así hasta el 20 de ese mes. La audiencia se llevó a cabo el 18, y en ella, se dio uno de los actos más hermosos de la historia de nuestra familia. Maravilla Martínez le pidió al Papa por la salud de don José. Francisco tomó el certificado de cinturón de campeón mundial que lleva la firma de mi papá y rezó sobre él, doblándolo en distintas ocasiones, al terminar le dijo al campeón: “Hacerle llegar esto de inmediato a su familia”. El certificado llegó junto con un rosario el día 20… Mi mamá se lo colocó debajo de la espalda en el colchón... Milagrosamente horas después, mi papá abrió los ojos y logró vivir casi tres meses más para poder despedirse de todos. Nunca olvidaremos ese acto de compasión de Sergio Martínez y Miguel De Pablos y el poder de la oración del Papa Francisco quedó manifestado con ese milagro.

POR MAURICIO SULAIMÁN
PRESIDENTE DEL CMB
@WBCMORO

PAL