COLUMNA INVITADA

"El INE es mejor que Morena"

El último día del mes de julio del 2022 será recordado por MORENA y sus aliados como un día malo para la democracia y por ende un día malo para la organización de elecciones, pero ¿tiene algo de preocupante?

OPINIÓN

·
José Alfredo Ceja Rodríguez / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

El último día del mes de julio del 2022 será recordado por MORENA y sus aliados como un día malo para la democracia y por ende un día malo para la organización de elecciones, pero ¿tiene algo de preocupante?

Sin duda, que Morena no haya podido celebrar en completa calma la elección de sus delegados o consejeros en algunos estados y municipios, confirma que existen muchos grupos en los estados, que solo manda el Presidente, pero lo más preocupante es que no pueden organizar una “elección”, ni con un objetivo llamado Morena.

Desde el inicio de la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador se inició una batalla contra el Instituto Nacional Electoral y principalmente con 2 de sus consejeros, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, quienes han sido protagonistas y han buscado defender al INE, pero para muchos hasta antes del pasado domingo, no quedaba claro el papel del INE, la importancia en el manejo de sus recursos y la tarea que tiene en la construcción democrática del país.

En su arranque a principios de los años 90’s, el entonces IFE, era presidido por el Secretario de Gobernación y fue hasta la reforma con Ernesto Zedillo que podemos hablar de una institución libre y dirigida por ciudadanas y ciudadanos interesados en trabajar por la democracia mexicana, han pasado por ahí personajes del nivel de José Woldenberg, Luis Carlos Ugalde o Lorenzo Córdova, pero han sido estos y otros personajes los que han contribuido junto con ciudadanas y ciudadanos para que se consolide el INE como un espacio libre de gobernantes en turno que busquen manejar las elecciones a su antojo.

Es por eso, que lo sucedido el pasado domingo en las elecciones de Morena, nos ayuda a darnos cuenta que el trabajo del INE no es sencillo, organizar elecciones es complicado, garantizar el resultado y dar certeza de todo el proceso no es una tarea fácil y de eso se dieron cuenta ayer muchos morenistas.

Ahora le toca también a las y los legisladores de oposición, y tal vez a alguna o alguno que forme parte de la bancada del PT, PVEM o Morena, ver que una Reforma Electoral no es sencilla y, mucho menos, es viable si se quiere regresar a que las elecciones sean organizadas por el mismo gobierno.

No es criticar que Morena en algunos estados no pudo garantizar un proceso limpio y sin contratiempos, es solamente darnos cuenta que el trabajo del INE vale y tiene una relevancia clave para la democracia mexicana, golpear al INE significa golpear las elecciones y que el resultado sea igual a lo que vimos el fin de semana, pero sobre todo es golpear al desarrollo democrático de México.

Ojalá sirva de ejemplo y hoy cuando se hable de una Reforma Electoral no se piense que es cosa menor o algo sencillo por plasmar en un documento, porque realmente lo complicado es la operación y ya vimos que Morena no puede organizar una elección, eso mejor dejémoslo al INE, por algo son expertos en lo que hacen.

 

CAR

Temas