MALOS MODOS

Una reunión del gabinete de seguridad

Presidente, falta ver lo de Sinaloa. Nueve camionetas blindadas, armas largas, chalecos, todo a plena luz del día. ¿Piensa declarar algo?

OPINIÓN

·
Julio Patán / Malos Modos / Opinión El Heraldo de México

–Buenos días. ¿Qué tenemos?

–Presidente, buenos días. Lo más grave es lo de Chiapas. Como sabe, el crimen organizado ocupó San Cristóbal. La cosa es que la Guardia Nacional se tardó tres horas en llegar, y el año pasado inauguramos ahí el cuartel.

–Ah, Chiapas. La gente me adora por allá. Muy humildes. Y tienen los tamalitos de chipilín. ¿Sabían que hay más de treinta variedades? A mí me gustan los de puerco. El pollo no llena. Ramírez, que me preparen cuatro para llevar. Y atole de fresa. Un litro, ¿eh? La otra vez como que me supo a poco. Ahora que me acuerdo, hay que preguntarle a Pío si necesita más recursos para las Guacamayas. Son muy beisboleros por allá. ¿Qué más?

TE PUEDE INTERESAR: No, no es Suiza

–Chilpancingo, señor. Precisamente, no hay pollo. Abrieron fuego contra una granja y está cortada la cadena de suministros.

–¿La qué? Bueno... Hay que rescatar esa granja y ponerla en manos del Estado. Que se llame Gallimex. O Aurícola del Bienestar. Que se encargue el Ejército. Ah, también podemos relanzar la idea de que la gente críe pollos en el patio. Que la tropa se encargue de repartir animalitos, general, por favor. Y acuérdese de que hoy tenemos fildeo y macaneo. Híjole, se me antojó un rostizado. Justamente, tenían uno buenísimo por Chilpancingo, con adobo. Así que arreglen eso. Sin disparos, ¿eh? Que vaya Macedonio y les cante una cumbia. La que me compuso; esa funciona perfecto. ¿Alguna otra cosa?

–Sí, presidente. Está lo de Valle de Bravo. Extorsión y secuestro al alza. ¿Desplegamos un operativo?

–Ese lugar no me gusta. Muchos carros de lujo, muchas casotas.

–A mí tampoco, presidente. No es Suiza.

–Sicierto, mi Clau, no es Suecia. Aquí no somos gringos.

–Tienes razón, Delfina. A propósito, muchas gracias por venir hoy. La educación es fundamental para atacar la violencia de raíz. No, nada de operativos. Allá hay mucho dinero. Que se paguen su seguridad. ¿Terminamos?

TE PUEDE INTERESAR: Silvio Rodríguez en el Zócalo

–Está la masacre de Texcaltitlán. Diez criminales muertos, señor, y las imágenes son terribles.

–Ramírez, los tamales me los voy a comer aquí. Con crema. Todavía me falta la mañanera y ya hace hambre. Hoy les voy a poner música. A Silvio. La del necio. ¿Vieron que me la dedicó en el concierto del otro día? No se crean que lo hace con cualquiera, ¿eh? Eso es solo para los hombres que entregan su vida a la causa del pueblo. Ramírez, los tamales están fríos. Ya sabe que me gustan humeantes. No me los pongan otra vez en el microondas, ¿eh? En Macuspana los calentamos en una vaporera. Y tráigame cuchara, no tenedor. Por la crema. ¿Dijiste que diez narcos muertos? ¡Es dolorosísimo! Bueno, con permiso. Hasta mañana.

–Presidente, falta ver lo de Sinaloa. Nueve camionetas blindadas, armas largas, chalecos, todo a plena luz del día. ¿Piensa declarar algo?

–Que seguiremos con la misma estrategia. Uf, esta cremita es de rancho, ¿verdad?

POR JULIO PATÁN
COLUMNISTA
@JULIOPATAN09

CAR

SIGUE LEYENDO

Algunas sugerencias para Liz Vilchis

Con ustedes: las corcholatas

Una policiaca siciliana