OJOS QUE SÍ VEN

Le toman la medida

La estrategia de seguridad, en la que insiste el presidente Andrés Manuel López Obrador, está rebasada y es completamente inoperante para las condiciones de inseguridad que se viven en diversas partes del país

OPINIÓN

·
Jesús Martín Mendoza / Ojos que sí ven / Opinión El Heraldo de México

La estrategia de seguridad, en la que insiste el presidente Andrés Manuel López Obrador, hay que decirlo con todas sus letras, está rebasada y es completamente inoperante para las condiciones de inseguridad que se viven en diversas partes del país. Para entenderlo fácil, el crimen organizado ya le tomó la medida al presidente. Ante su postura e instrucción a las fuerzas armadas de no actuar, de proteger a los delincuentes porque son seres humanos, de tratar de solucionar problemas con abrazos, los integrantes de las bandas se ríen y operan seguros de que la impunidad esta de su lado. Preocupa sobre manera que el presidente mexicano, aun sabiendo que su estrategia no funciona, se mantenga en una posición irreductible en una falsa esperanza de que sus abrazos den fruto. No se pueden obtener resultados distintos con la misma forma de hacer las cosas. A nadie debería asombrar la posición del presidente. Desde sus tiempos como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, no recuerdo alguna corrección en la toma de alguna decisión. Por el contrario. Ante la critica y el señalamiento, insiste doblemente en algo que no funciona. Llámelo como usted guste, insistencia, necedad o resistencia, cuando a López Obrador se le dice que algo no va bien, lo hace con mayor énfasis. Así es y así siempre ha sido su personalidad. La gota que derramó el vaso fueron los hechos de violencia registrados en el Estado de México y en Chiapas. En el primero, el saldo fue de once personas fallecidas, y en el segundo, un muerto y varios heridos. En ambos casos, bandas criminales se enfrentaron con la autoridad, en un caso para impedir un operativo, y en el otro para mantener el control de un mercado. ¿Por qué no cambia su estrategia el presidente? Porque tiene un problema en su entendimiento de lo que es la autoridad. Así de simple. En la conferencia matutina del miércoles pasado dijo: “…tenemos que continuar con la misma estrategia porque no se puede enfrentar la violencia con la violencia”. Ahí es donde está el problema. López Obrador no entiende que es el presidente de México, que su obligación es mantener la seguridad de la mayoría de los ciudadanos, garantizar la certeza para la paz pública y el desarrollo económico, y los más importante, entender que el ejercicio de la autoridad para que se respete la ley no es violencia, es justicia. A los criminales no se les protege, se les persigue, se les detiene y se les juzga. Cuando un presidente no entiende o no ve algo tan elemental, desgraciadamente no hay mucho que hacer.

TE PUEDE INTERESAR: La Miguel Hidalgo inspira

Corazón que sí siente

Estamos en la quinta ola de Covid-19 y cada día aumentan los contagios a nuestro alrededor. Va de nuevo: usemos cubrebocas, mantengamos sana distancia, lavemos las manos frecuentemente y evitemos concentraciones humanas. La pandemia no ha terminado.

POR JESÚS MARTÍN MENDOZA
JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM
@JESUSMARTINMX

CAR

SIGUE LEYENDO

Más desmantelamientos

El terror de un avionazo

Un poema a la mediocridad