TRES EN RAYA

Pronóstico: la violencia será a AMLO lo que la corrupción fue a EPN

Esta semana que concluye ha sido de las más violentas en la historia moderna de México

OPINIÓN

·
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Esta semana que concluye ha sido de las más violentas en la historia moderna de México por cuanto a asesinatos se refiere. Tan solo el 24 de mayo se tuvo el segundo récord más alto de homicidios dolosos en lo que va del sexenio: 118 asesinatos. El domingo anterior, mataron a 107 personas y el lunes a 69. En promedio, cada 15 minutos una persona es asesinada en nuestro país. En lo que va de la administración lopezobradorista, se han registrado 121 mil homicidios dolosos (imagínense, el equivalente a 121 Auditorios Nacionales llenos).

Felipe Calderón, en el mismo periodo, sumaba 60,500 muertos; y hoy va un 60% más de los que se tenían contabilizados en el mismo lapso en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Pero igual con estos números de muerte, y dado que es el primero en utilizar la violencia verbal todos los días, AMLO reitera: “No, no. No vamos a cambiar de estrategia”.

Pues bien —digo mal—, si tantos miles de muertos no son suficientes para cambiar su estrategia, poco queda por hacer. Seguir acusando a la oposición del alto índice delictivo que azota a nuestro país., eso sí. O, como lo hizo la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana federal, manipular las cifras (dar a conocer su reporte de delitos con corte al 30 de abril) donde se ufanó de que en el mes hubo una disminución del 17% en homicidios dolosos con respecto al máximo histórico, pero convenientemente sin mencionar que la curva/tendencia sigue al alza.

Como delatando el embuste, el miércoles en medio de un evento público, ejecutaban al director del DIF de Acayucan, Veracruz, Clemente Nagasaki Condado.

Andrés Manuel podrá presentar “otros datos”, podrá decir que estamos mejor, pero los muertos que se siguen acumulando y la impunidad que raya la cifra del 100 por ciento muestran otra realidad.

Y como AMLO ya vio venir el fracaso de su política de seguridad, a pesar de que en su discurso dice lo contrario, ahora él y su gobierno buscan lavarse las manos al más puro estilo de Poncio Pilatos.

Ello se deja ver en distintos actos, acciones y pronunciamientos. Desde la ya vieja campaña del Consejo Nacional de Población y la Secretaría de Gobernación en la que culparon ¡a las propias mujeres de propiciar los feminicidios en su contra!, hasta ahora que AMLO informa que únicamente se hace responsable de los delitos del fuero federal (lo que en otras palabras se traduce a que no dará la cara por los cerca de 120 mil asesinatos antes mencionados que son del fuero local a pesar de cometerse, en su mayoría, con armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas de la federación).

En la negación de la lúgubre realidad, López Obrador está repitiendo el cartabón de Peña Nieto. En el caso del priista, la corrupción fue lo que tiró a su gobierno e hizo añicos su legado. El cinismo de su equipo de trabajo en actos de corrupción fue la piedra de toque para que la población votara a quien les prometía acabar con ella “barriéndola de arriba hacia abajo”.

Sabemos que el gobierno de la 4T tampoco está bien ubicado en este rubro. Sin embargo, lo que la gente le echará en cara —como lo hizo con la corrupción a Peña— es la cada día más incontrolable violencia. La que existe y que el jefe del Ejecutivo federal de empecina en minimizar. La infringida por criminales que él se afana en proteger y justificar, olvidando al resto de la población atemorizada o victimizada.

Pues AMLO podrá decir —como lo dijo ayer en su mañanera— que quienes cuestionamos la estrategia de seguridad federal somos “cretinos”, “desinformados” e “hipócritas” (poco falta para que también les diga cretinos ‘a los que se dejaron matar’). Lo único cierto es que el gobierno ni está ATENDIENDO el problema ni está ENFRENTANDO las causas.

Corresponde a nosotros, los ciudadanos, responsabilizarlo de ello.

POR VERÓNICA MALO GUZMÁN
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM
@MALOGUZMANVERO

MAAZ