LA ENCERRONA

El mundo político

“Y sin embargo se mueve” (Atribuido a) Galieo Galilei.

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

En política se suele decir que “el mundo política gira más rápido que el de Galileo”. Los tiempos que hemos vivido en estos últimos años lo manifiestan de manera más que evidente, pues durante la emergencia sanitaria alrededor del orbe, cuando todas las actividades se detuvieron, incluso la economía y aun cuando se modificaron los discursos y se replantearon las prioridades, la política siguió su marcha. Hoy a 42 días de iniciada la invasión a Ucrania por parte de las tropas rusas, el sistema internacional -así como el energético- está reordenándose, podemos ver que los procesos electorales se llevan a cabo.

En nuestro país tenemos dos procesos que ya comenzaron, por un lado el famoso instrumento democrático de la revocación de mandato del titular del Ejecutivo a efectuarse este domingo, el cual está plagado de polémica, así como de interés político por parte del partido en el poder. Por el otro lado habrá elecciones en 6 estados de la república (Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Aguascalientes y Durango), donde en 4 de estos las encuesta marcan una ventaja para Morena y que, de concretarse, esta organización política gobernará en 21 de las 32 entidades federativas, lo que enmarca un gran peso de cara a los comicios presidenciales en 2024.

También en el continente americano se efectuaron elecciones presidenciales en estos tiempos de guerra. El domingo 3 de abril se llevó a cabo la jornada electoral en Costa Rica, donde el exministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, se alzó con el triunfo del balotaje en contra de José María Figueres, pero que, en realidad, el gran ganador y quien manda un mensaje importante a la democracia fue el abstencionismo. Desde la primera vuelta en febrero, las y los costarricenses decidieron no acudir a las urnas aludiendo a que ningún partido o coalición estuvo a la altura de las expectativas. Asimismo, en Colombia se realizará su segunda vuelta presidencial en los últimos días de mayo, con una ligera ventaja para Gustavo Petro y la izquierda, por primera vez en la historia colombiana.

En latitudes más cercanas -política y geográficamente- al conflicto bélico, en la jornada electoral húngara del domingo anterior, Viktor Orban y su partido Fidesz fueron los ganadores en contra de todos los pronósticos. Resultado que le incomoda bastante a la
Unión Europea y al grupo Visegrado, pero no así a Putin. Los expertos en geopolítica señalan que Orban, quien gobierna Hungría desde el 2010, no hubiese tenido oportunidad de repetir como Primer Ministro por cuarta ocasión en tiempos de paz, sin embargo su actuación de “mediador” entre Rusia y Ucrania aunado a un discurso alejado del centro y altamente beligerante: “Votamos entre la guerra y la paz” le bastó para convencer una vez más a sus conciudadanos.

Las otras elecciones que roban la atención del mundo son las presidenciales que se llevarán a cabo el 10 y 24 de abril en medio del polvorín de guerra. Interesantes comicios, pues se tienen representantes en todo el cartesiano político: a la izquierda se encuentra Jean-Luc Mélenchon, a la derecha Marine Le Pen, ambos candidatos llegan por tercera vez a una contienda presidencial y ambos con posibilidades de derrotar a Emmanuel Macron.

Como en el caso de Hungría, hoy los discursos se tornan hacia los extremos propios de una guerra y la importancia de mantener o reducir la distancia entre Francia ante la Unión Europea.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

MAAZ