TODOS SOMOS MÉXICO

La CDNH y el caso Del Río

Un juez de distrito coincide: ni hechos ni pruebas tienen al secretario técnico del Senado en prisión, desde diciembre

OPINIÓN

·
Mauricio Farah / Todos Somos México / Columna Invitada

Se cumplen hoy 104 días de injusticia para José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, quien está en prisión en Veracruz desde el pasado 22 de diciembre. 

El 9 de marzo el juez de distrito Jesús Arturo Cuéllar Díaz hizo patente esta injusticia al otorgarle un amparo por no existir ningún dato de prueba que sustente la vinculación a proceso que dictó en diciembre el juez de Control Francisco Reyes Contreras.

En el mismo sentido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió el 26 de marzo la Recomendación 59/2022, mediante la cual reconoce a del Río como víctima y recomienda la reparación del daño.

El Organismo Nacional expone que acreditó la detención arbitraria (de JMR), debido a que los elementos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz no se apegaron a los lineamientos constitucionales y convencionales para la detención porque, aunque se ejecutó con orden de aprehensión, vulneraron sus derechos a la seguridad jurídica, a la legalidad y a la libertad personal; además, los agentes no portaban identificación como elementos ministeriales, amenazaron con armas sin necesidad y no informaron a del Río el motivo de la detención sino hasta que se encontraba privado de la libertad en el vehículo al que lo subieron. 

Respecto del derecho de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia, la CNDH concluye que “de las evidencias de que se allegó la fiscalía, en ningún momento se desprende la participación (de JMR) en la comisión de un delito, por lo que resulta una flagrante imputación indebida”.

Agrega que la autoridad vulneró el derecho al debido proceso y a la debida diligencia, y realizó una deficiente valoración de las pruebas, desestimando la verdad de los hechos y abusando de sus facultades y del ejercicio del poder.

Sostiene la CNDH que “las acciones de las autoridades evidencian una falta de compromiso con la cultura de la legalidad y con la efectiva protección y defensa de los derechos humanos”, tal como lo establece la Constitución. 

En conclusión, la Comisión Nacional reconoció la calidad de víctima a José Manuel y a su familia y dictó medidas de rehabilitación, de compensación y de no repetición, así como una Recomendación a la fiscal general del Estado de Veracruz para que, en coordinación con la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas de Veracruz, proceda a la reparación del daño y a proporcionarles atención médica y psicológica. 

No, no es solamente lo que decimos los amigos o quienes conocemos a del Río; no se trata de una defensa consecuente con la amistad. Un juzgado federal de distrito y la CNDH coinciden: ni hechos ni pruebas tienen a este servidor público en prisión. Lo tienen allí la injusticia que se procura con ahínco y la justicia que se administra por consigna. Pero pronto José Manuel saldrá y recuperará la libertad que nunca debió haber perdido.

POR MAURICIO FARAH
SECRETARIO GENERAL DE SERVICIOS ADMINISTRATIVOS DEL SENADO Y ESPECIALISTA EN DERECHOS HUMANOS
@MFARAHG

PAL