LA ENCERRONA

La reforma eléctrica como parteaguas

No cabe duda que la votación para la reforma energética es el mayor logro de la oposición, pero no deben echar las campanas al vuelo

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

“Ayer se cometió un acto de traición a México por parte de un grupo de legisladores [...]”, López Obrador.

Tuvieron que pasar más de tres años para que el presidente López Obrador tuviera una derrota a gran escala. Sin embargo debemos ser claros en que esta es el agregado de pequeños apócopes políticos, electorales e incluso narrativos. Se puede pensar que la pérdida de escaños en las elecciones intermedias no hizo mella en los objetivos de Morena o que del escándalo de la Casa Gris salió bien librado con la inauguración del AIFA o que la consulta de revocación de mandato fue el impulso que se necesitaba para seguir “mostrando el músculo”, pero en realidad todo esto decantó en lo sucedido el domingo en la Cámara de Diputados.

Como lo escribí la semana pasada, este domingo de pascua significó la resurrección de la oposición, ya que tras años de deambular en agendas poco o nada rentables, encontraron en la reforma eléctrica un tema para cohesionarse y así formar un bloque para plantar cara al partido en el poder. Hoy la oposición sabe la fórmula para obtener victorias y esta es la unidad. La coalición electoral “Va X México” demostró que sumando a MC está en condiciones de competir en la carrera hacia el 2024, el problema será cuando intenten ponerse de acuerdo para colocar a un candidato que de verdad una las voluntades de estos cuatro partidos políticos.

Aunque la narrativa posterior a la derrota en la Cámara Baja vaya en un tono confrontativo e insultante hacia las y los diputados que votaron en contra, tales como “traidores, vendepatrias, corruptos” y demás improperios, la realidad es que del lado de Morena (y aliados) ha llegado el tiempo de reflexionar. Para nadie es un secreto que los comités estatales lejanos a la capital del país no cuentan la estructura necesaria para la búsqueda de adeptos (miembros) y de votos; aún se tiene la firme convicción de que solo con la foto de AMLO al lado de la o el candidato en turno es suficiente para ganar, el 2021 dio muestra de lo contrario. Morena le ha dejado todo el peso de hacer política a López Obrador.

En este sentido, se puede entrever que no hubo quien fungiera de negociador en la Cámara para convencer a los legisladores que le hizo falta para que se aprobara la reforma eléctrica y al único que observamos hacer este trabajo fue al mismo López Obrador tratando de persuadir al presidente del PRI, Alejandro Moreno, para que votaran en bloque, lo que sabemos que no sucedió. Si Morena quiere mantener la preferencia electoral y lograr la sucesión presidencial, deberá hacer una reestructura dentro del partido, así como entretejer la estrategia política con sus integrantes actuales para lograr la adhesión necesaria sea quien sea el o la ungida y evitar el desmantelamiento.

No cabe duda que la votación para la reforma energética es el mayor logro de la oposición, pero no deben echar las campanas al vuelo, pues aún Morena es el favorito en las preferencias y, como sabemos, López Obrador es un maestro en el manejo de la comunicación política y sabrá sacarle provecho a esta derrota. Así, lo ocurrido el domingo en San Lázaro abre un nuevo panorama en el entramado político mexicano, veremos cuál de los bandos logra consolidarse mejor y reformularse después de este parteaguas.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

CAR