LA ENCERRONA

La batalla (ganada) de Zelenski

Putin se ha convertido en el icónico oso gigante ruso que arremete contra el pequeño e indefenso pez ucranio que será devorado sin mesura. Una postal que en lo absoluto desagrada a Putin, pero tampoco al mandatario de Ucrania, Volodimir Zelenski

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

“Estaremos defendiendo a nuestro país, porque nuestra arma es la verdad, y nuestra verdad es que esta es nuestra tierra, nuestro país, nuestros hijos, y defenderemos todo esto”, Volodimir Zelenski.

Después de tres semanas de la ocupación rusa en Ucrania, para los líderes de naciones occidentales, opinión pública y la población global en general, Rusia y su autócrata, Vladimir Putin, están cometiendo crímenes de lesa humanidad en contra de las y los ciudadanos ucranios, de la democracia mundial y de los acuerdos de paz. Para todas y todos que hemos estado pendientes de medios nacionales e internacionales, Putin se ha convertido en el icónico oso gigante ruso que arremete contra el pequeño e indefenso pez ucranio que será devorado sin mesura. Una postal que en lo absoluto desagrada a Putin, pero tampoco al mandatario de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Me explico (como lo mencioné en mi entrega anterior), a Putin le encanta ser percibido como un mandatario poderoso, un padre protector para la ciudadanía rusa (y también de los pueblos anteriormente soviéticos) y, en contraposición, Volodimir Zelenski se ha adaptado completamente bien al papel del underdog, de la víctima. No es que no lo sea, sino que además ha sacado rédito en cada aparición en redes sociales y noticieros alrededor del mundo. Zelenski ha comprendido de manera total la actualidad del mundo digital y aprovecha su formación como director, guionista y actor para despertar la simpatía que siempre suscitan los débiles, se asume como David peleando contra Goliat. 

Una muestra de ello ha sido la serie de videos que el presidente ucranio ha protagonizado, Zelenski le habla a la población de Ucrania cuando menciona: “Ucrania no es miembro de la OTAN. Lo entendemos [...] Durante años hemos oído hablar de la supuesta puerta abierta, pero ya hemos oído que no debemos entrar. Así es y debemos admitirlo”, con este comentario también le habla al mundo. Posteriormente se ha viralizado un video donde se puede observar distintas ciudades de Ucrania mostrando un antes de este conflicto bélico y el momento preciso de los ataques rusos dejando ver los destrozos a hospitales, mercados, teatros, etc. 

Las intervenciones más recientes de Zelenski han sido ante los integrantes legislativos de dos históricas potencias bélicas, Estados Unidos y Alemania. Ante el Congreso estadounidense evocó las heridas profundas en la memoria del pueblo norteamericano, Pearl Harbor y el 11 de septiembre de 2001; menciona repetidamente la frase icónica de Martin Luther King, “I have a dream” para luego entrar a la parte de la solicitud de ayuda urgente para más armamento y el cuidado del espacio aéreo ucranio. Cuando se dirigió a los miembros del Bundestag, hizo un recordatorio vehemente acerca del Muro, aludiendo que ya no en Berlín, sino a derribar el muro de Europa, entre ciudadanos libres y esclavos, insta al canciller Scholz “derriben este muro, denle a Alemania el liderazgo que merece”.

Estas intervenciones hicieron que ambos cuerpos legislativos aplaudieran de pie por varios minutos y que el mundo observara que Ucrania necesita de la ayuda internacional para derrotar al oso rabioso que representa Rusia. Biden atendió el llamado y señaló a Putin como “criminal de guerra” y aumentó las sanciones; Scholz, a quien anteriormente se ha tildado de timorato ante el conflicto, aún no ha determinado acciones concretas. No  sabemos a ciencia cierta lo que pasa en el terreno del conflicto, sin embargo Zelenski y Ucrania hasta el momento son amplios ganadores en la batalla por la simpatía de la humanidad gracias a su asertiva comunicación política.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

CAR