METABASE Q

¿Qué pasaría si nuestro propósito del 2022 es comprometernos con nuestra ciberseguridad?

Entonces, ¿cómo, en dónde y cuándo comenzar? Como todo propósito, la mejor fecha de comienzo es hoy y en la ciberseguridad, esto no es la excepción

OPINIÓN

·
Ximena Méndez / Metabase Q / Opinión El Heraldo de México

El año está comenzando y durante esta época, la mayoría de las personas hacemos un ejercicio de introspección para analizar las lecciones aprendidas, nuestras áreas de oportunidad y cuáles son nuestros deseos y propósitos de los siguientes 365 días que tenemos por delante. 

Como comentamos en este espacio a lo largo de 2021, la nueva normalidad derivada de la pandemia ha consolidado los esquemas de trabajo híbrido, incrementando las superficies de ciberataques alrededor del mundo. Tan solo en México, se estima que hay un ataque de ransomware a empresas cada 11 segundos. No es en vano que en los reportes de riesgos globales la ciberseguridad se encuentre señalada tanto por personas expertas en la materia, como por el público en general. Pero esta es solamente una parte de la historia. 

Afortunadamente, ha habido un incremento en los esfuerzos por generar concientización entre las personas usuarias y en los llamados a implementar medidas de ciberhigiene organizaciones, empresas y gobiernos. Estas acciones fomentan el trabajo en un espacio digital confiable y seguro, que nos permitirá aprovechar los beneficios de nuestra era, en donde la transformación digital es un pilar importante en nuestra vida diaria, tanto personal como profesional. 

Entonces, ¿cómo, en dónde y cuándo comenzar? Como todo propósito, la mejor fecha de comienzo es hoy y en la ciberseguridad, esto no es la excepción. 

Aprovechemos este comienzo de año para realmente mirar dentro de nuestras organizaciones y evaluar qué tan ciberresilientes somos. Realicemos preguntas provocadoras que nos reten y lleven nuestra seguridad a ser la base y muros que no solo defiende de amenazas externas e internas, sino que sirve como facilitadora para la generación de nuevas oportunidades de negocio, brindando la confianza que requieren consumidores y clientes para hacernos ganar en el mercado. 

De esta forma, sin perder de vista que este ejercicio debe ser continuo para asegurar la prosperidad futura deseada, comprometámonos este 2022 a poner nuestra ciberseguridad como prioridad y comencemos identificando las llamadas “joyas de la corona” que cada persona, empresa u organización tiene. 

Por último, recordemos que la ciberseguridad es un deporte de equipo, por lo que es conveniente buscar alianzas para robustecer y complementar a nuestros equipos internos, explotando las habilidades y fortalezas de cada organización. Para que arranques con el pie derecho este propósito, Metabase Q, empresa líder de ciberseguridad en América Latina, pone a tu disposición un plan de 6 meses, que puedes descargar en este enlace.  

POR XIMENA MÉNDEZ 
@MetabaseQ
www.metabaseq.com
contact@metabaseq.com

PAL

Sigue leyendo

Log4j, la vulnerabilidad más crítica de la década

El sistema internacional en el siglo del ciberespacio

Ataques a sistemas de puntos de venta