COLUMNA INVITADA

El Sauz (II)

La producción de energías limpias forma parte de un proceso crucial para entender la independencia energética a la que el país debería de aspirar

OPINIÓN

·
Luis Miguel Martínez Anzures / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

De acuerdo con el contexto que ha ponderado en el mundo en los últimos meses, muchas naciones se han convertido en agentes de cambio respecto a la demanda de los energéticos que muchas regiones requieren para producir y llevar a cabo sus procesos productivos. La competencia por la supremacía en la producción de gas natural será clave para entender la distribución geopolítica de las siguientes décadas en el globo terráqueo.  

La producción de energías limpias forma parte de un proceso crucial para entender la consolidación de la independencia energética a la que el país debería de aspirar en términos de asegurar el crecimiento económico sostenido de todas sus cadenas de valor. 

La construcción de la central de ciclo combinado el Sauz II, que estará a cargo de la CFE, que se construirá en Querétaro, es sustancial para fortalecer el crecimiento económico. Tendrá un costo de 300.7 millones de dólares, de acuerdo con las estimaciones de la empresa. Este proyecto es considerado como estratégico en esta administración y se espera que entre en operaciones al finalizar el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el desglose de los costos principales, se detalla que la edificación constará de una central de generación eléctrica del tipo ciclo combinado a gas y vapor con una capacidad neta de 306.575 Megavatios y un consumo de gas natural estimado de 47.36 millones de pies cúbicos diarios.

Este proyecto considera turbinas de gas, un generador de vapor por recuperación de calor y una turbina de vapor, así como un sistema de enfriamiento principal, equipos auxiliares, subestación eléctrica e interconexiones y un ducto de suministro de gas, de agua y descarga residual.

La construcción de este proyecto durará poco más de dos años, y se calcula que entré en operación en marzo de 2024, teniendo una vida útil de 30 años.

TE PUEDE INTERESAR: Deja que la vida te sorprenda 

El proyecto se pretende instalar en el predio de la actual central termoeléctrica El Sauz, ubicado en el municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, donde ocupará una superficie permanente de 51 mil 936 metros cuadrados, espacio suficiente para establecer con eficiencia sus operaciones. 

Lo más importante es que El Sauz II tiene el objetivo de ampliar la capacidad de generación de energía eléctrica y solucionar la problemática de insuficiencia y desabasto de este insumo en la región occidental del país. Si esto llegará a concluirse, se podría pensar que la recuperación de este sector productivo pudiera empezar a ser una realidad aunada a la sanidad y la reconfiguración de la infraestructura nacional de esta importante empresa del Estado mexicano.  

El Sauz II funcionará de forma continua las 24 horas del día, los 365 días del año, en carga base, esto es, en un régimen de carga entre 85 y 100 por ciento de su capacidad todo el tiempo que esté disponible, durante toda la vida útil de la central.

La CFE apunta que el nuevo proyecto considera la implementación de tecnología con una eficiencia energética de 63 por ciento, esto evitará el consumo excesivo de gas natural y a su vez, la disminución de las emisiones tanto de NOx (gases tóxicos) como de CO2, por lo que, su funcionamiento será amigable con el medio ambiente.

POR LUIS MIGUEL MARTÍNEZ ANZURES
PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

SIGUE LEYENDO

La OMC, retando al futuro

IMSS: Deporte, la mejor medicina preventiva (Última)

PAL