UN MONTÓN DE PLATA

Mano de hierro, en impuestos en 2022

La Secretaría de Hacienda quiere aprovechar la inercia del crecimiento de 2021, pero tampoco se hace ilusiones fantasiosas para el próximo año

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

Para el año 2022 habrá optimismo para el crecimiento y mano de hierro en la recaudación fiscal. Eso es lo que se infiere del paquete económico entregado por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, a la Cámara de Diputados. El rebote en el crecimiento del PIB continuará, según Hacienda, al cifrarlo en 4.1 por ciento. Aunque lo más destacado es que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador estima recaudar tres billones 944 mil millones de pesos en impuestos; es decir, alrededor de 280 mil millones de pesos más que lo aprobado para este año.

Lo anterior denota una cosa: la gran confianza que mantiene el presidente López Obrador en su recaudadora, la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, en quien recaerá la enorme encomienda de incrementar los ingresos tributarios a través de una mano de hierro. No obstante, esto incluirá facilidades para cobrar el Impuesto Sobre la Renta, para masificarlo.

Esa es la tarea de Buenrostro, que operará el Régimen de Confianza para empresas que facturen hasta 35 millones de pesos anualmente, a las que se les permitirá “calcular el ISR a pagar con base en el flujo de efectivo y les otorga el beneficio de poder depreciar sus inversiones con tasas de descuento mayores que las vigentes en el régimen general”. Hacienda quiere aprovechar la inercia del crecimiento de 2021. Pero no se hace ilusiones fantasiosas.

Ramírez de la O se ciñó a la ortodoxia y prefirió un pronóstico apegado al Fondo Monetario Internacional. Eso habla bien del secretario, y le permitirá tener interlocución creíble en el ámbito financiero internacional, preservando el grado de inversión en la deuda. No obstante, ese crecimiento podría implicar una desventura, porque existe el riesgo de que México entre de nueva cuenta en su rango insuficiente de crecimiento y permanezca ahí por tiempo indefinido, creciendo en promedio únicamente 2.5 por ciento, como prevé el mercado, por debajo del FMI. Y si eso ocurre, la recuperación del PIB per cápita a niveles previos a la pandemia no llegará ni en 2023.

DODGE

La automotriz perteneciente a Stellantis, que encabeza en México Bruno Cattori, afirma que su nueva SUV está por llegar. Asegura que tiene “trazos musculosos y dinámicos”, así como una “prominente pantalla frontal”. Habrá que verla.

MAZDA, PACIENCIA

Ayer, el presidente de Mazda de México, Miguel Barbeyto, emitió un mensaje que resume lo que está viviendo todo el sector automotor: la crisis de los semiconductores y chips alteró las cadenas de suministro de tal forma que, por increíble que parezca, es real la demora en la entrega de autos. Los pisos de venta con escasez de vehículos son una realidad. Pidió paciencia a sus clientes y espera regularizar inventarios a partir de octubre: “preferimos detenernos un momento a sacrificar la calidad que nos distingue”, aseguró.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

MAAZ