LA CURUL CIUDADANA

El pueblo pone, el pueblo quita (segunda parte)

Diputados y diputadas de Morena y del Partido del Trabajo utilizaron la presentación de reservas para hacer uso de la tribuna sin fundamentar las mismas

OPINIÓN

·
Jorgina Gaxiola / La Curul Ciudadana / Opinión El Heraldo de México

Tristemente inicia una nueva Legislatura que promete poco. Varios legisladores se contradicen a sí mismos entre lo que definen como revocación y ratificación. Hoy nos queda claro que varios de nuestros representantes no han entendido la gran diferencia entre los dos conceptos.

Hasta la entrega de esta participación, hemos sido testigos de que la discusión en la Cámara de Diputados sobre la Ley Federal de Revocación de Mandato ha sido lamentable. Alrededor de las 14:00 horas, todos los grupos parlamentarios aprobaron, en lo general, la minuta enviada por el Senado de la República.

Sin embargo, diputados y diputadas de Morena y del Partido del Trabajo utilizaron la presentación de reservas para hacer uso de la tribuna sin fundamentar las mismas. Una diputada de Regeneración Nacional afirmó que su partido tiene la verdad de su lado, y tan sólo Gerardo Fernández Noroña (PT) presentó 10 modificaciones al dictamen de las 78 que se presentaron en total.

Enfrascados en un debate estéril, el PAN también aprovechó la plataforma para dar gritos y sombrerazos. Incluso, Jorge Triana reconoció que se mencionaban temas que no tenían que ver con el debate, él mismo presentó asuntos que no venían al caso. A Margarita Zavala le llovieron aplausos por parte de su bancada luego de entregar un discurso soso e insípido.

A través de la voz del diputado Marcelino Castañeda (PRD) nos enteramos que su partido no está de acuerdo con la consulta popular por los gastos que implica llevarla a cabo. Criticó al “inquilino” de Palacio Nacional de impulsar uno de sus caprichos en plena pandemia y frente al desabasto de medicamentos para niños con cáncer.

Así, unos y otros han subido a dar sus respectivos discursos alejados del objetivo de la discusión utilizando el tiempo para insultarse entre sí.

Por su parte, Movimiento Ciudadano sostiene estar a favor de la continuidad del mandato del Presidente. La bancada naranja no cuestiona ni la legitimidad ni legalidad de su encargo, por el contrario, afirma que la autoridad que le fue conferida a través del voto popular debe ser respetada. No obstante, el partido no está de acuerdo en que la consulta se utilice como un mecanismo de manipulación electoral.

Hasta este momento, no se ha aprobado la discusión de ninguna de las reservas presentadas. Será una noche larga, seguiremos a la espera del debate de los artículos transitorios.

Una vez que se lleve a cabo la votación, podremos saber cuáles serán los mecanismos para llevar a cabo nuestro derecho constitucional para remover al Presidente de su cargo.

Es importante que las y los ciudadanos nos preguntemos si el Poder Legislativo es realmente eficiente en sus deliberaciones.

México sería un mejor país si nuestros representantes consideraran seriamente la importancia de la economía procesal.

Paciencia.

Es cuánto.

POR JORGINA GAXIOLA
INTERNACIONALISTA 
@JORGINA_GAXIOLA

dza