ARTICULISTA

Basquiat & Tiffany

Por su modo de pintar, Jean-Michel Basquiat fue catalogado dentro de la transvanguardia y de los “nuevos salvajes alemanes”

OPINIÓN

·
Bernardo Noval/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

En su corta, pero muy fructífera carrera, de casi 10 años, la  obra de Jean-Michel Basquiat alcanzó el reconocimiento internacional.

Además de la cantidad de obras realizadas en ese breve lapso, el artista destacó por la carga simbólica de cada palabra y el significado detrás de ella. Su inspiración la encontraba a través de la denuncia a las jerarquías impuestas y en el cómic, la publicidad, el pop art o las culturas africana y latina. 

Sin embargo, la creación detrás de Basquiat, la leyenda del artista afroamericano e hispano descendiente, sin formación académica que rompió con la hegemonía del arte conceptual, triunfando muy joven y falleciendo por una sobredosis a la edad de 27 años, continúa hasta nuestros días. 

Recientemente, el famoso matrimonio conformado por los cantantes Beyoncé y Jay-Z enfrentaron fuerte críticas por parte de diversas personalidades del mundo del arte y el público en general,  después de posar junto a una pintura nunca antes vista del artista, en la nueva campaña de la marca Tiffany & Co. 

En las fotos, se observa a la pareja de celebridades posando frente “Equals Pi”. La pieza fue comprada por Tiffany & Co a un coleccionista privado que la adquirió a principios de la década de 1980. En el comunicado oficial de prensa que emitió la marca de joyería, señalaba que la pintura se incluyó porque su arte es un “hilo conductor a lo largo de la historia de amor de la pareja”.

Sin embargo, en las redes sociales, muchos encontraron problemas con la inclusión de la peculiar pintura del artista nacido en Brooklyn, ya que a través de esta campaña publicitaria, por primera vez se mostraba la obra a todo el mundo. 

Cierra los ojos ahora mismo. Imagina un anuncio de Tiffany ¿Puedes? Yo creo que “no”, incluso si eres fanático de la marca de joyería. Pero estoy seguro que en este momento puedes visualizar la obra de Basquiat y asociarla con la marca, por la importancia que le dio el mundo entero a este asunto. 

No obstante, hay muchas ideas que en este momento vienen a mi mente sobre el revuelo causado por el uso de esta obra, talvez si los escriba tendría una lista interminable de porqués. Sin embargo, creo que debo ser muy claro al respecto, como el hecho de que hay muchas personas que se quejaron de esto y ni si quiera conocen a fondo la obra del artista. Por otro lado, si Basquiat no hubiera querido mostrar su obra, simplemente no la hubiera pintado y, por último, cuando alguien compra una obra de arte, puede exhibirla cómo y cuándo quiera.

No olvidemos también que, en vida, Basquiat aprovechó la fama que sus pinturas callejeras le dieron para saltar al mercado del arte. Al crecer en las calles de Brooklyn, no fue raro que se hubiera interesado en el grafiti, al punto de realizarlo en el metro de Manhattan y firmar sus obras bajo el seudónimo de SAMO. 

Esto le ayudó entrar en el mundo del arte, pues el East Village, se convirtió, a finales de la década de los 80, en la meca de los coleccionistas, lo que coincidió con la comercialización del grafiti. 

Cuando esta técnica estaba en su mayor clímax y comenzaba a entrar a las galerías, había dejado de ser exclusivo de la comunidad afroamericana y latina del Bronx. Pero antes, bajo el nombre de SAMO, Basquiat se volvió uno de los artistas más conocidos de la escena del grafiti neoyorkino.

POR BERNARDO NOVAL
CEO MUST WANTED GROUP
@BERNIENOVAL
@MUSTWANTEDG

PAL