UN MONTÓN DE PLATA

La Cofece, AMLO y el caso Escandón

La Comisión multó a 21 personas físicas y varias morales por “coludirse en la distribución de medicamentos”

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

El escabroso caso del empresario Pablo Escandón, dueño de la distribuidora de medicamentos Nadro, y personaje detrás de la compra simulada la distribuidora de fármacos Marzam, no termina con las multas que impuso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de Jana Palacios. La Cofece multó por este caso a 21 personas físicas y varias morales por “coludirse en el mercado de distribución de medicamentos”. Pero el fondo del problema, la concentración entre Nadro y Marzam, continúa sin resolverse. La razón, apuntan los observadores del caso, es que Pablo Escandón decidió colaborar con la investigación, embarrando a todo el sector.

Pero estos mismos observadores de la industria señalan que, al revés de lo que se ha dicho en días recientes, no es ejemplar la labor de la Cofece, sino todo lo contrario, por varias razones. En primer lugar, la institución tardó cinco años en concluir su investigación, que resultó muy débil. Por ejemplo, las pruebas que la Cofece presentó para las multas relativas a la supuesta colusión sobre los “días de descanso” eran correos electrónicos de una asociación empresarial.

En adición, se les multa por supuestamente haber elevado 3.66 por ciento el precio de los medicamentos, cuando la inflación arrojaba de por sí incrementos mucho mayores.

El problema, se señala, es que esas débiles investigaciones (y las multas) se derivaron aparentemente de los dichos de Escandón, a quien se le condonaría en los hechos toda pena por haber confesado. No obstante, varios de sus directivos, que también habrían sido inhabilitados, continúan operando en sus empresas con otros cargos. Y peor aún: la resolución de la Cofece, con la multa millonaria también contra Marzam, genera un incentivo perverso para que Escandón deje quebrar a esta última, que se volverá insolvente, dada la cuantía del castigo. El resultado es que, saliendo Marzam del mercado, Nadro permanecería prácticamente monopólica en los hechos hacia el futuro, dado que Casa Saba ya no existe en ese mercado y debido a que tanto Almacén de Drogas como Famsa tienen solo alcance regional. Si esta posibilidad se materializa, lo cual es muy probable tras la determinación de la Cofece, lo que estaríamos atestiguando es cómo esa instancia, en los hechos, fortaleció un monopolio.

Si a lo anterior añadimos que ni el presidente Andrés Manuel López Obrador ni el Senado han tomado una decisión sobre el nombramiento de los próximos comisionados de la Cofece, estamos ante un escenario en el que efectivamente el monopolio de Pablo Escandón se consolidará. Todo, gracias a la Cofece. Cabe resaltar que durante estos días se han amparado muchos de los personajes multados. Y los abogados coinciden en que la debilidad de la investigación fue tal, que es inminente su triunfo en tribunales.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

PAL