LA ENCERRONA

¿Vuelve la tercera vía?

“La Tercera Vía es un intento de renovación de la socialdemocracia. Necesitamos una nueva línea histórica para saber adónde vamos.” Anthony Giddens

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de México

El domingo se llevaron a cabo las elecciones generales en Alemania. Fueron unos comicios plasmados de nostalgia, pues después de 16 años al frente de la “locomotora europea”, Angela Merkel no estuvo presente en la boleta -por voluntad propia-, siendo la primera vez que esto ocurre en la historia de la nación Bávara. Al margen de la decisión de la “canciller del clima”, anunciada desde 2018, la jornada electoral transcurrió con cierta normalidad en lo que respecta a la participación de las y los alemanes, alcanzando más del 76 %, muy similar a los comicios de 2017 y superando la participación habitual del 70 por ciento.

Sin embargo, las sorpresas comenzaron a revelarse momentos después del escrutinio. El 40%  de la población alemana sufragó vía remota por medio postal, incrementándose la cifra de votantes por este medio en 2017 (28 %) a causa de la pandemia. Pero lo importante no tardaría en llegar, los resultados marcaban como ganador a Olaf Scholz (quien fue ministro de finanzas con Merkel), representante del Partido Socialdemócrata (SPD) con 25.7 puntos porcentuales, lo que equivale a 206 curules dentro del parlamento (Bundestag).

El segundo sitio en las preferencias de las y los votantes alemanes fue el CDU democristiano -el partido de Merkel (y los históricos Adenauer y Kohl)-, con 24.1 % de las preferencias, siendo la votación más baja en la historia de esta organización política. Los partidos bisagras y claves para lograr gobierno son los Verdes quienes lograron el 14.8% y el FDP con 11.5 % de la votación. Por último el partido xenófobo de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) obtuvieron 10.3 puntos porcentuales (83 escaños) y Die Linke (la izquierda) quien verá una mínima representación con su 4.9 % de sufragios.

Ante estos resultados electorales Angela Merkel seguirá al frente de la cancillería de manera interina, logrando el récord de más días en esta posición superando a su mentor Helmut Kohl, pues la gran diversificación del voto y la poca distancia entre el SPD y el CDU deja unas negociaciones que se complicarán por varios meses más, colocando al gobierno alemán en un impasse… y también a la Unión Europea, donde algunos gobiernos celebraron el triunfo de Scholz y ya prevén formar un bloque socialdemócrata para afrontar los retos venideros, como las crisis de migración, medioambientales y, sobre todo, fiscales. Empero, muchas otras naciones europeas comienzan a sentir el vacío de Merkel y su experiencia para sortear las crisis.

Europa y el orbe entero estamos a la espera de una conformación del gobierno alemán pronta y eficaz. Lo más lógico (aritméticamente hablando) sería que los partidos punteros, junto con los Verdes hagan coalición, sin embargo, Scholz ha mencionado que ha llegado el momento de que el CDU sea oposición y que la visión socialdemócrata verde sea la que impere en suelo alemán y europeo. Así pues, los siguientes meses serán cruciales, ya que Berlín representa el fiel de la balanza entre las potencias económicas de China y Estados Unidos, así como la locomotora del tren europeo para la resolución de conflictos en Oriente Medio, África y del mismo Este europeo. Si bien ya no veremos el famoso “diamante Merkel” (por cómo coloca sus manos), esperemos que con la -posible- llegada de Scholz, la socialdemocracia vuelva al brillo que alguna vez tuvo.

POR ADRIANA SARUR
ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM
@ASARUR

PAL