LA CURUL CIUDADANA

PRI: El verdadero aliado de Morena

Llegó a un acuerdo con Morena y votaron el número de comisiones de trabajo que conformarán la LXV Legislatura en la Cámara de Diputados

OPINIÓN

·
Jorgina Gaxiola / La Curul Ciudadana / Opinión El Heraldo de México

En una democracia electoral, las elecciones son un mecanismo mediante el cual los ciudadanos eligen a sus gobernantes y representantes. El hecho de llevarlas a cabo no debe confundirse con el desempeño del gobierno, mucho menos considerar que éste es democrático en automático.

Uno de los componentes de la democracia liberal es la constitución de un gobierno republicano, en donde el poder está separado y dividido en diferentes ramas. El Poder Ejecutivo está limitado y constreñido por un Poder Legislativo y un Poder Judicial, así como de otras instituciones independientes para controlar la corrupción y el abuso de poder.

En una verdadera democracia debería haber un uso limitado o nulo de los recursos del gobierno para la reelección del partido en el poder.

En democracia, los partidos políticos deben tener una representación significativa en el Congreso y una verdadera oportunidad de conseguir el control del gobierno nacional, porque hay pocos obstáculos para la creación y participación de nuevos partidos políticos.

La semana pasada, el PRI, comandado por el coordinador de la bancada y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Rubén Moreira, llegó a un acuerdo con Morena y votaron el número de comisiones de trabajo que conformarán la LXV Legislatura en la Cámara de Diputados. Serán 51.

Cada comisión es como un Congreso pequeñito. Son un reflejo de lo que sucede en las Cámaras. Las iniciativas de ley se discuten primero en las comisiones, ahí se votan a favor o en contra; en caso de aprobación pasan al Pleno para su discusión. Si no son de interés del grupo mayoritario, es ahí donde las iniciativas mueren congeladas. Las agendas legislativas de la oposición difícilmente logran prosperar frente a mayorías aplastantes conformadas por los aliados.

Como es costumbre de Morena, PT, PVEM y PRI, sus diputadas y diputados buscaron que la asignación de las comisiones se hiciera mediante voto ponderado. De tal manera, le corresponderían más a los partidos con más legisladores. Por ley, Movimiento Ciudadano debía tener la presidencia de tres. Sin embargo, mediante el golpe que fraguaron los aliados, dividieron en dos varias de las comisiones para crear un falso reparto. Así, “los aliados” se han quedan no solamente con todo el poder, sino con el dinero del presupuesto de cada comisión también.

No hubo un acuerdo firmado. Movimiento Ciudadano no aceptó las condiciones del reparto inequitativo de las comisiones. El PAN se quedó callado frente a la arbitrariedad. Como dice el profesor Adam Przeworski, admitir una norma y violarla en la práctica es un débil compromiso.

Una vez más confirmamos que el nuevo aliado de Morena es el PRI.

Estimado lector, ¿usted cree que México tiene un gobierno democrático?

POR JORGINA GAXIOLA
JORGINAGAX@GMAIL.COM
@JORGINA_GAXIOLA

CAR

Temas