ANÁLISIS

En busca de soluciones

El gobierno de Zacatecas es un aliado de las causas del sector educativo y el pago a maestros es una prioridad

OPINIÓN

·
David Monreal / Análisis / Opinión El Heraldo de México

La corrupción y la mala administración deterioraron las finanzas de Zacatecas, así como el funcionamiento de las instituciones del estado en distintas áreas, como en la infraestructura, la salud, y especialmente en la educación y en el sistema de pensiones.

 La pasada administración se valía del endeudamiento y del adelanto de participaciones para operar; daban soluciones momentáneas, tan absurdas como rellenar un hoyo cavando otro.
En la búsqueda de soluciones de fondo, se ha detenido esta dinámica, que compromete la estabilidad financiera y el futuro del estado.

Es por esta situación que acudí a la Ciudad de México a entrevistarme con distintas personas funcionarias públicas, para, en coordinación, delinear estrategias viables para resolver los temas de mayor urgencia, como lo es el pago de la nómina magisterial.

Al respecto, es importante aclarar que el gobierno actual de Zacatecas es un aliado de las causas del sector educativo, y el pago de la nómina de las y los maestros se considera una prioridad, y es indispensable establecer un diálogo abierto, que no deje las causas de esta crisis financiera y de la estrategia que se empleará para hacerle frente, de forma efectiva y sin comprometer los recursos de la administración pública hacia el futuro.

Sin titubeos podemos decir que los responsables fueron los malos gobiernos. En 2019, la Subdirección de análisis económico publicó el estudio Financiamiento y Deuda Pública del Estado de Zacatecas, 1993-2019, en donde se advertía el grado de vulnerabilidad financiera, mediante dos indicadores.

Según la evolución de los saldos acumulados del financiamiento público estatal y municipal, como porcentaje del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), y la evolución de la deuda pública, que pasó de 0.50%, en 2010, a 4.09%, en 2019, al mantener cifras superiores al promedio nacional desde 2013. De acuerdo con dicha evolución, con respecto de las participaciones federales, se muestra que de 2010 a 2019, esta relación pasó del 11.29 a 96.35%. Por esta mala administración, que prefirió garantizar el endeudamiento con el flujo de participaciones federales, se redujo la capacidad del gobierno para desempeñar funciones, como proveer servicios de educación, salud, seguridad pública, seguridad social, así como combatir a la pobreza y crear infraestructura social. El mencionado estudio consideró que las finanzas del estado estaban en riesgo.

Al considerar este grave problema y sus efectos negativos en distintas áreas de la administración estatal, durante mi visita a la Ciudad de México tuve una nutrida agenda para tratar temas como el abasto de agua y la construcción de carreteras, priorizando en todo momento la obtención de recursos que den certidumbre a las y los trabajadores del estado.

De no conseguir una solución en los próximos días, he dado instrucciones a la Secretaría de Finanzas de suspender el pago de salarios al gobernador, al gabinete y a otras personas servidoras públicas de alta jerarquía, para pagar las nóminas de quienes menos ganan y más lo necesitan.

POR DAVID MONREAL
GOBERNADOR DE ZACATECAS
@DAVIDMONREALA

CAR