LA FORMA ES FONDO

Los errantes

Un amigo me comentaba que a los millennials no nos gusta el piso firme, y algo hay de cierto. No nos gusta echar raíces, preferimos estar en constante movimiento y esto es también debido a las condiciones que nos tocaron

OPINIÓN

·
Alejandra Cerecedo Constantino / La forma es fondo / Opinión El Heraldo de México

Un viajero nos regaló el libro: “Los errantes” de Olga Tokarczuk, digo “nos” porque me lo adueñé. Regresé a sus páginas y me encontré con un arte muy parecido a la obra de Daniel Dugan, un pintor italiano que se enfoca en la continuidad de una línea que nunca se cruza, un laberinto que representa el fluir de la vida, con sus giros y vueltas inesperados. Estas ilustraciones a lo largo de la obra incorporan además mapas cartográficos.  

“No son pocos los que creen que el sistema de coordenadas del mundo determina un punto perfecto donde el tiempo y el espacio alcanzan un acuerdo. Debe ser por eso por lo que se marchan de casa, creen que moviéndose (aunque sea de modo caótico) aumentarán las probabilidades de dar con ese punto. Ahí se puede encontrar un gran amor, la felicidad, la explicación de un misterio o la muerte”  

“Los errantes” es un libro dirigido a aquellos cuya energía es generada por el movimiento, esos a quienes les cuesta echar raíces; en él se aborda el concepto de la psicología del viaje, haciendo referencia al deseo como aquello que confiere movimiento y dirección al ser humano, despertando en él la aspiración a alcanzar algo. 

Respecto al deseo, en “El arte de la entrevista” de Rosa Montero, Joaquín Sabina señala que lo que nos inspira a salir es una cosa metafísica, es la voluntar de no renunciar a una noche (o una vida) perfecta, de no saber qué va a pasar.  

Un amigo me comentaba que a los millennials no nos gusta el piso firme, y algo hay de cierto. No nos gusta echar raíces, preferimos estar en constante movimiento y esto es también debido a las condiciones que nos tocaron. Desafortunadamente en el mundo, a muchos de quienes dejan su hogar no los mueve el deseo sino la necesidad, el hambre, la pobreza, la violencia, la guerra

El fenómeno de la migración se ha convertido en una crisis humanitaria que genera cambios en las políticas de los países receptores. De acuerdo a datos del Panorama de la Migración en México (SEGOB), la diáspora mexicana es una de las más grandes del mundo, con más de 13 millones de personas en el exterior, pero también la migración centroamericana hacia México comenzó a hacerse presente con mayor fuerza, aumentando el porcentaje de mujeres de 27% a 35%. 

Los senadores de oposición señalaron en la conferencia de prensa de este martes que propondrán una iniciativa de reforma a distintas leyes en materia de migración, pues el trato que se está dando a los migrantes en la frontera por parte de la Guardia Nacional es inhumano; el separarlos de sus hijos, los golpes y las agresiones no deberían tener cabida.  

Duele ver a los más de 10 mil migrantes haitianos en la frontera de México con Texas, a las patrullas fronterizas de Texas a caballo, recibiéndolos con latigazos. Que esas imágenes den la vuelta al mundo, que indignen y conmuevan, porque toda acción comienza con sensibilización. En el marco del día internacional de la paz, luchemos por que nada de lo humano nos sea ajeno. 

POR  ALEJANDRA CERECEDO CONSTANTINO

 ASESORA  EN EL SENADO DE LA REPÚBLICA

SSB