COLUMNA INVITADA

El punto de partida

La austeridad republicana deberá adoptarse como un criterio transversal de toda política pública durante la presente administración

OPINIÓN

·
David Monreal / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Tras muchos años de lucha a ras de suelo, recorriendo las comunidades de Zacatecas y articulando un movimiento político estatal coherente con el proceso de transformación nacional, y luego de dos contiendas electorales en las que no conseguimos recuperar las riendas de nuestro destino, por fin inicia el proceso de transición que las personas de este estado anhelábamos con esperanza. Sin embargo, este momento histórico tiene lugar en un contexto especialmente complicado, tanto por la latencia de la pandemia provocada por la COVID-19, que afecta gravemente la salud pública y la economía, como por recibir la administración del estado con graves problemas financieros.

Por otra parte, la grave crisis de inseguridad que ha escalado en los últimos años, se ha focalizado en puntos estratégicos de conectividad de Zacatecas, con el centro y el norte del país, lo cual exige los mayores esfuerzos para garantizar la vida y la seguridad de todas las personas en el estado. Por ello, la estrategia de seguridad deberá desplegarse en sus dos facetas: la primera, enfocada en profesionalizar y coordinar las labores de las policías estatales y municipales con la Guardia Nacional en los 58 municipios que conforman nuestra entidad; y la segunda, al atacar las causas sistemáticas que orillan a la población, especialmente a las y los jóvenes, a involucrarse en actividades ilícitas.

En este sentido, luego de la ceremonia solemne de toma de protesta como gobernador constitucional de Zacatecas, comenzamos con dos acciones fundamentales para la reactivación económica y la justicia social. Comenzamos los trabajos de reencarpetamiento de la carretera en la comunidad de Guadalupe de Trujillo en el municipio de Fresnillo. Además, asistí a la inauguración del 84 aniversario de la expo ganadera, donde tuve oportunidad de compartir con las personas asistentes que la seguridad es un asunto que compete a la sociedad en su conjunto, por lo que generar más y mejores oportunidades de desarrollo tendrá un impacto positivo en la reconstrucción de nuestro tejido social.

Al considerar que nuestro estado ocupa el séptimo lugar entre las entidades con mayor deuda per cápita, la austeridad republicana deberá adoptarse como un criterio transversal de toda política pública durante la presente administración. Hacer más con menos será uno de los principales retos, para lo cual el cuidado de las finanzas públicas, la transparencia y la rendición de cuentas serán fundamentales. Las obras públicas seguirán estos criterios,  además de cumplir con una utilidad social. Quedarán proscritos los proyectos absurdos, aquellos destinados al abandono y a los elefantes blancos que en el pasado dañaron la hacienda pública y minaron la confianza ciudadana en nuestras instituciones.

Mejorar las métricas, en cuanto a la creación de empleos, a la pobreza laboral, a la productividad, a la informalidad y al crecimiento económico sólo será posible con el apoyo de cada zacatecana y zacatecano, así como del gobierno federal, del que por cierto, se vaticina un aumento aproximado de participaciones federales a estados y municipios de 4.7 por ciento en el Paquete Económico 2022.

Si bien esta transición histórica llega en un momento complicado, sostengo que no hay mejor oportunidad para demostrar que el trabajo honrado y la vocación de servicio pueden ayudarnos a vencer las mayores adversidades.

POR DAVID MONREAL
COLABORADOR
@DAVIDMONREALA

PAL