COLUMNA INVITADA

Los más jóvenes son los más conscientes

En sólo tres días, ya se ha cubierto a más de una quinta parte de la población menor de 30 años, y casi ocho de cada diez entre los 30 y 40 años ya se han vacunado

OPINIÓN

·
Luis Miguel Martínez Anzures / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Dicen que en tiempos de crisis la verdadera naturaleza humana sale a relucir, para bien o para mal. Es un instinto natural y una propiedad intrínseca de carácter biológico imposible de controlar o esconder en situaciones extremas. Este hecho pudiera ser motivo de amplias reflexiones, así como de muchas esperanzas en el caso de este país. Hasta ahora, la respuesta ante el avance de la vacunación en el segmento de 18 a 29 años ha tenido una respuesta abrumadora y muy positiva. Los jóvenes han abarrotado los módulos de vacunación.

La juventud de la zona del Valle de México ha excedido las expectativas del Gobierno de la Ciudad de México en la demanda de dosis en contra del COVID-19. En lo que va de este proceso, cinco alcaldías han rebasado 100% de las inyecciones que esperaban aplicar, poniendo, incluso, en algunos aprietos a las autoridades sanitarias, que han tenido que adelantar la llegada de más dosis.

Y es que es importante recordar que la tercera ola de contagios de coronavirus tiene como principales afectados a los menores de 30 años que, mientras buscan la vacuna, son también los que encabezan el número de casos activos de COVID.

Algunos jóvenes en este segmento poblacional no han acudido a las sedes. Las autoridades han relajado los requisitos para comprobar la residencia en las distintas zonas de la ciudad y han privilegiado ampliar la cobertura para proteger a la mayor cantidad de habitantes posibles. Pero ya empiezan los problemas de logística, con personas que llegan de otras entidades, sobre todo del Estado de México.

Los casos más significativos del exceso de demanda de vacunas son las alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo. Basadas en la respuesta de la campaña de vacunación, las autoridades proyectaban que acudieran alrededor de 28 mil jóvenes a vacunarse en cada una de las demarcaciones, pero llegaron más de 53 mil. En tanto que en Gustavo A. Madero, 111 mil personas estaban llamadas a vacunarse, pero llegaron más de 145 mil.

De acuerdo con los datos del gobierno de la Ciudad de México, en sólo tres días ya se ha cubierto a más de una quinta parte de la población menor de 30 años, y casi ocho de cada diez entre los 30 y 40 años ya se han vacunado. “Estamos viendo si se nos puede adelantar el grupo de vacunas que estaba pensado para la siguiente semana, para que se pueda cubrir la demanda de esta semana”, ha señalado la jefa de Gobierno. “Por otro lado, tiene un buen mensaje, quiere decir que los jóvenes de 18 años y más se quieren vacunar, y eso es muy bueno”.

La zona metropolitana de la capital, la región más poblada del país ha sido la más afectada por la epidemia, con más de 775 mil contagios y 45 mil muertes. Este escenario ha sembrado la preocupación entre las autoridades de gobierno, tanto del Estado de México, como de la CDMX y más aún, entre los diferentes sistemas de salud, los cuales no se han dado abasto ante la acelerada ocupación hospitalaria que se ha presentado en las últimas semanas. El reto ahora no es solamente acelerar de manera vertiginosa la aplicación de los medicamentos en los más jóvenes, sino hacerlo de manera eficaz, en todos los segmentos poblacionales y, a la par, establecer una cobertura eficiente y rápida para los enfermos que necesitarán oxigenación.

La tercera ola ha llegado y los retos son grandes, pero el compromiso social de los más jóvenes da indicios alentadores en torno a esta situación.

POR LUIS MIGUEL MARTÍNEZ ANZURES
PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

DZA