AL MANDO

Reestructura al interior de la Concamin

Será en septiembre cuando termine el periodo extendido por COVID19 de Francisco Cervantes, actual presidente de la Confederación de Cámaras Industriales

OPINIÓN

·
Jaime Núñez / Al Mando / Opinión El Heraldo de México

Será en septiembre cuando termine el periodo extendido por COVID19 de Francisco Cervantes, actual presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), para renovar la presidencia con un nuevo representante ecuánime, propositivo, crítico, firme y que vele por los intereses de todos sus agremiados. Ya hay cuatro candidatos, entre los que destaca Ramón Beltrán expresidente y fundador hace 32 años de la Cámara Nacional del Aluminio, primer presidente de la (Canalum).

También están en la contienda Alejandro Malagón Barragán, ex directivo de Femsa; Netzahualcóyotl Salvatierra López, presidente de la Comisión de Financiamiento en Concamin; y José Antonio Abugaber, zapatero leonés. No es cosa menor, se trata de una de las organizaciones más relevantes en el sector empresarial, recordemos que los afiliados de la Concamin, sumados, generan el 30 por ciento del PIB del país. Ahí se agrupan 47 cámaras nacionales, 14 regionales, 3 genéricas y 59 asociaciones con miles de empresas que abarcan a todas las industrias que operan en México.  El sector público tendría que asesorarse de la experiencia del sector privado (la Concamin y la Concanaco) como lo dispone la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones, establecido en el Artículo 5 de su Reglamento.

Dado que las cúpulas empresariales han perdido relevancia en su rol frente al gobierno federal, se requiere un presidente que logre un equilibrio entre las demandas del sector empresarial sin convertirse en un opositor del Gobierno de la 4T, quien los considera contrarios a su visión de país, una visión donde el empresario es el enemigo. “No se trata de confrontaciones, sino de trabajo en conjunto y negociación”. Por eso cobra relevancia el asunto y el perfil de los candidatos a la presidencia de la Cámara.

DEL DISCURSO A LA REALIDAD.

Lo fascinante de las encuestas que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al mando de Julio A. Santaella, es la posibilidad de acceder a información precisa. Un ejemplo lo tenemos en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), que revela, por ejemplo, lo que sucede con los apoyos gubernamentales a familias de bajos ingresos en el país, y créame los datos no van en el sentido del discurso gubernamental. Y es que los programas sociales no están llegando a quienes menos ingresos tienen, un ejemplo lo tenemos en el programa de pensiones que el gobierno distribuye para adultos mayores, vemos que contrario al mensaje oficialista el primer decil –el más bajo–, que en 2018 se encontraba en 176 mil 414 hogares beneficiados, para el 2020 se redujo a 137 mil 946 hogares, lo que representó un descenso de 12 por ciento, por otra parte el décimo decil –el más alto en las escala–, se encontraba en 2018 en 955 mil 125 hogares, para 2020 la cifra se elevó a 1 millón 173 mil 459 hogares, es decir 22.9 por ciento mayor. Así los números y la realidad.

POR JAIME NÚÑEZ
JAIME_NP@YAHOO.COM
@JANUPI

dza