COLUMNA INVITADA

La ética en la información

La tecnología digital cambió la forma de vivir la vida, pero también tiene efectos problemáticos en la privacidad o la ubicación

OPINIÓN

·
Paloma Merodio / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México.

El uso de grandes volúmenes de datos de ubicación, que han sido generados a través del desarrollo tecnológico acelerado, plantea nuevos dilemas de gran complejidad y profundas implicaciones. En muy poco tiempo, la tecnología digital ha cambiado la forma en que vivimos nuestras vidas. Sin embargo, existen efectos problemáticos e imprevistos del manejo de esta tecnología.

Conceptos fundamentales, como la privacidad o la ética de los datos de ubicación, se han quedado rezagados en esta nueva sociedad digital, que avanza rápidamente. Cada vez más, los actores públicos y privados están considerando cómo escalar su impacto a través del uso de la tecnología. Al mismo tiempo, los ciudadanos están cada vez más preocupados por el manejo y la gestión de los datos personales de millones de personas, y existe un sentido de urgencia sobre la necesidad de proteger la seguridad y privacidad de los datos utilizados.

En este sentido, las iniciativas Benchmark y EthicalGEO han apoyado diálogos internacionales con profesionales y organizaciones geoespaciales para explorar qué significa utilizar los valores de ubicación de manera responsable en diferentes contextos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es una de las primeras instituciones en unirse a la iniciativa Locus Charter para la implementación de una serie de códigos y principios éticos para la recopilación, manipulación y uso de datos. Los códigos éticos se centran en la preservación de la privacidad y el aseguramiento de que los datos se utilicen de manera que beneficien a la sociedad.

Por otro lado, los principios incluyen características como integridad, honestidad, objetividad, responsabilidad, confiabilidad, imparcialidad, no discriminación, transparencia, rendición de cuentas, equidad, solidez, resiliencia, usabilidad, eficiencia e independencia.

Se busca fortalecer el uso adecuado de los datos de ubicación en diferentes contextos, mediante la propuesta de principios internacionales comunes, que ayuden a los usuarios de datos geoespaciales a tomar decisiones más informadas. Al unirse a esta iniciativa, el Inegi es parte del desarrollo de principios globales comunes, como una actividad colaborativa, la cual respeta tanto los contextos como las perspectivas internacionales.

Es imperativo tener un diálogo global que arroje luz sobre los desafíos éticos y las oportunidades que plantean las muchas tecnologías geoespaciales y fuentes de datos que están remodelando nuestra sociedad.

POR PALOMA MERODIO GÓMEZ
VICEPRESIDENTA DEL INEGI
@PALOMAMERODIO

MAAZ